Identificarse


0
Comparte:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Por: C.P. Iván Rodríguez. Colaborador de Auditool

En algunas jurisdicciones la confianza del público, tanto en las firmas de auditoría, como en la actividad en sí misma, se ha visto afectada por algunos escándalos puntuales. Por ello, se espera que las firmas sean aún más transparentes en el año 2020 para mitigar el impacto en la reputación cuando se materialicen ciertos riesgos asociados al fraude.

Con el propósito de reducir los errores en las industrias, las empresas deben priorizar la transparencia y la confiabilidad a lo largo de este año para evitar más daños a la reputación. Parte de este control de daños recae sobre las empresas que realizan auditorías, requiriendo que ambas (empresas y firmas) pongan un mayor énfasis en sus informes de resultado, de transparencia y procurando una mayor difusión entre comités, directivos, inversores e incluso público en general.

Esto es especialmente importante toda vez que, en diferentes ocasiones, incluso los presidentes de los comités de auditoría desconocen los informes de transparencia, y algunas empresas ni siquiera prepararon un informe. En el entorno actual, el público está prestando atención a lo que las firmas auditoras están haciendo. Ahora hay una mayor conciencia acerca de la responsabilidad corporativa y la gestión.

El público espera ver una transformación real en el mercado, con una mayor competencia, transparencia y rendición de cuentas; en síntesis, espera tener mayor confianza. Ciertas empresas, como aquellas que cotizan en bolsa, están trabajando con algo tan preciado como su dinero, y los escándalos y errores han deteriorado la confianza en directivos y auditores.

Pero ¿Qué deben hacer las empresas y las firmas frente a este panorama? Un tema clave es la calidad. Más allá de las regulaciones locales al respecto, es al interior de las compañías donde debe enfocarse el trabajo y fortalecer aquellas áreas que se perciben como poco confiables. Cada vez que un escándalo de auditoría llega a los titulares principales, la reputación del sector de la auditoría -en su conjunto- se ve afectada negativamente.

No hay una única solución para este tema. Se requiere un amplio paquete de recursos, que incluye una mayor competencia centrada en la calidad, una clara demarcación entre los servicios de auditoría y los servicios no auditados, y una supervisión regulatoria mejorada, entre otras medidas.

De otra parte, en este ambiente de cambios permanentes, es necesario que empresas y firmas demuestren que están listas y dispuestas a lidiar con los cambios normativos y profesionales, en búsqueda de ofrecer mejores resultados y mayor confiabilidad en las operaciones. Se requiere una gran capacidad técnica, un comportamiento ético y una constante búsqueda de la excelencia en beneficio de la profesión. Así mismo, hay que buscar un mayor y mejor acercamiento entre los diferentes agentes que interactúan con la labor de auditoría y brindar una mejor comprensión acerca del trabajo realizado. En la medida en que cada agente entienda, de una parte, la función de auditoría y de otra, su responsabilidad frente al control, se fortalecerán los esquemas de prevención de fraude y se mitigarán los impactos originados en la materialización de riesgos en el entorno empresarial.

Recientes disposiciones normativas y profesionales, tales como las actualizaciones de los códigos de ética, las revisiones a declaraciones de auditoría, la imposición de nuevos reportes, el acento marcado en la calidad del trabajo por parte de los supervisores y reguladores, están de alguna manera orientadas a robustecer el ejercicio profesional de la auditoría y generar mayor confianza en el público. Es por ello que se constituye en un imperioso requisito, la capacitación de auditores en aspectos relativos a los temas de calidad y de ética, sin descuidar el fortalecimiento técnico. Este nuevo año es una buena oportunidad de llevar a cabo este propósito.

 

C.P. Iván Rodríguez -           

Auditor y Consultor, Diplomado en Alta Gerencia de Seguros y Derecho de Seguros. Especialista en Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional, Diplomado en Gerencia de la Calidad, Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana, con 20 años de experiencia en diversas empresas. Amplia experiencia en la elaboración y ejecución de auditorías y revisorías fiscales. Dirección y ejecución de asesorías, consultorías y capacitaciones. Colaborador de Auditool

Bogotá D.C, Colombia


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

lateralG3.2