Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno

REGÍSTRATE GRATIS EN NUESTRO BOLETÍN

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Por: C.P. Iván Rodríguez. Colaborador de Auditool 

El desafío actual es la velocidad con la que la tecnología está interrumpiendo todas las ocupaciones, no solo la contabilidad o la auditoría. En cualquier escenario académico o profesional hay referencias permanentes a la interrupción de la robótica, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. Las nuevas tecnologías convergen con un impacto inmenso, por lo que se requiere que los auditores cuenten con elementos diferenciadores para seguir siendo relevantes y aumentar su propuesta de valor.

La retrospectiva, la percepción y la previsión juegan un papel importante. Los contadores y auditores siempre han tenido acceso a datos valiosos, pero su trabajo se ha centrado en la precisión y el cumplimiento, en lugar del valor predictivo. La robótica, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático ya están interrumpiendo los servicios de contabilidad a partir del nivel de transacción y avanzando hacia el cumplimiento, el asesoramiento y la consultoría.

Uno de los beneficios al procesar grandes volúmenes de información, es la posibilidad de predecir valores o tendencias. Se suele decir que la predicción es el proceso de completar la información que falta. La predicción toma la información que tiene (datos) y la utiliza para generar información que no tiene. Las computadoras y unos buenos programas son excelentes para predecir si tienen datos precisos y actuales. Un buen ejemplo son las transacciones financieras y de tarjetas de crédito, donde las máquinas detienen su tarjeta de crédito o requieren autorización en función de datos y normas relevantes. Los vehículos autónomos son otro gran ejemplo, donde las capacidades están aumentando con sensores mejorados, más datos y ancho de banda mejorado.

La tecnología está disponible hoy para examinar a toda la población, en lugar de depender del muestreo estadístico. Parte del desafío ha sido la gestión de datos desde el nivel de transacción (a menudo en los sistemas del cliente) hasta el nivel de cumplimiento donde las empresas utilizan diversos sistemas de flujo de trabajo y documentos.

Ya en el pasado, la auditoría enfrentó desafíos similares tal como la llegada de la hoja de cálculo y los documentos de trabajo automatizados. El desafío de hoy es mucho mayor, ya que las nuevas tecnologías que convergen son más rápidas, mejores y más baratas debido al acceso y la calidad de los datos.

Ahora bien, contar con información de calidad y datos estructurados puede ser costoso, pero, para predecir, las máquinas y los programas que se requieren necesitan cifras y datos y no pueden funcionar sin ellos. El desarrollo de algoritmos requiere datos de entrenamiento. La predicción y la retroalimentación utilizan datos de entrada para mejorar la precisión. Por lo que los auditores deben comprender los diferentes tipos de datos y cómo administrarlos.

A esto se suma el escepticismo y el buen juicio del auditor. La idea es que sus habilidades mejoren con el apoyo de la inteligencia artificial, la robótica y el aprendizaje automático. Muchos auditores han sabido hacer uso de las herramientas disponibles para automatizar procesos y aprovechar la tecnología para crear valor adicional para sus clientes. Este valor, a menudo, se presenta en forma de servicios de asesoramiento o consultoría, en lugar de servicios de cumplimiento.

Hay que tener en cuenta que las computadoras y los programas no son perfectos y necesitan intervención humana. Por ello, los profesionales deben fortalecer su conocimiento sobre robótica y aprendizaje automático en contabilidad. Los líderes de hoy deben tener conocimientos digitales y comprender la tecnología, y así crear una visión para el futuro. Hay que explorar y aprender sobre las nuevas herramientas disponibles hoy día para evitar rezagarse frente a la velocidad con la que está avanzando la digitalización de la fuerza laboral.

El éxito pasado, sustentado en una práctica profesional tradicional y la continuidad de los procesos, no debería interferir en las actividades de innovación y la adopción de nuevas tecnologías. Hay que superar las limitaciones conceptuales y tener una mentalidad disruptiva, venciendo tradicionales paradigmas. Hay que reflexionar acerca de las situaciones en las que los clientes han recibido servicios insuficientes y habrá un gran espacio para el mejoramiento.

Las nuevas tendencias en auditoría, tales como Scrum Audit, técnicas avanzadas de minería de datos y aplicación de inteligencia artificial, se constituyen en una fuente, tanto de desafíos como de posibilidades para el ejercicio laboral y conservar vigencia profesional, por tanto, hay que capacitarse en estos temas.

C.P. Iván Rodríguez -           

Auditor y Consultor, Diplomado en Alta Gerencia de Seguros y Derecho de Seguros. Especialista en Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional, Diplomado en Gerencia de la Calidad, Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana, con 20 años de experiencia en diversas empresas. Amplia experiencia en la elaboración y ejecución de auditorías y revisorías fiscales. Dirección y ejecución de asesorías, consultorías y capacitaciones. Colaborador de Auditool

Bogotá D.C, Colombia


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

📰 SUSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN

Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno.

 

lateralG3.2