Por: Equipo Auditool

En el mundo empresarial actual, la auditoría interna ha evolucionado significativamente. Ya no se trata solo de proporcionar aseguramiento y cumplimiento, sino también de ser un asesor de confianza para la Alta Dirección y el Consejo. Los auditores internos están en una posición única para agregar valor, ofreciendo perspectivas estratégicas y asesoramiento que pueden guiar la toma de decisiones y ayudar a las organizaciones a alcanzar sus objetivos. Este artículo explora cómo los auditores internos pueden desempeñar este papel, proporcionando ejemplos de asesoramiento efectivo y destacando el equilibrio necesario entre aseguramiento y asesoramiento.

Cómo los auditores internos pueden agregar valor como asesores

Desarrollar una comprensión profunda del negocio

Para ser asesores efectivos, los auditores internos deben comprender profundamente el negocio, su entorno y los objetivos estratégicos. Las nuevas normas enfatizan la necesidad de que los auditores internos conozcan el contexto operativo y las expectativas de los grupos de interés. Esto implica:

  • Análisis del entorno externo: Utilizar herramientas como el análisis PESTEL para evaluar los factores políticos, económicos, sociales, tecnológicos, ambientales y legales que impactan al negocio. Por ejemplo, un análisis PESTEL puede revelar cómo cambios en la legislación ambiental podrían afectar la cadena de suministro.
  • Participación en la planificación estratégica: Involucrarse en las sesiones de planificación estratégica permite a los auditores comprender las metas a largo plazo y los desafíos que enfrenta la organización, facilitando la identificación de riesgos y oportunidades. Participar en reuniones clave y workshops estratégicos es esencial.

BN206 plannogai 01

Utilizar datos y análisis avanzados

La capacidad de analizar datos y proporcionar información accionable es fundamental. Según las nuevas normas, los auditores internos deben:

  • Tecnología y análisis de datos: Implementar herramientas de análisis de datos y auditoría continua para identificar tendencias, anomalías y áreas de mejora. Ejemplos incluyen el uso de software como ACL Analytics o IDEA para el análisis de grandes volúmenes de datos financieros.
  • Informes claros y concisos: Elaborar informes que resuman los hallazgos clave, proporcionando recomendaciones prácticas y cuantificables. Un buen informe debe incluir gráficos y visualizaciones que hagan los datos más comprensibles y accionables.

Fomentar habilidades de comunicación y relación

La efectividad del asesoramiento depende en gran medida de la capacidad del auditor interno para comunicar sus hallazgos y recomendaciones de manera clara y persuasiva. Las normas destacan la importancia de:

  • Comunicación efectiva: Preparar presentaciones visualmente atractivas y resúmenes ejecutivos que faciliten la comprensión por parte de la Alta Dirección y el Consejo. Utilizar técnicas de narración puede hacer que los informes sean más atractivos.
  • Construcción de relaciones: Establecer relaciones sólidas con la Alta Dirección y el Consejo, basadas en la confianza y el respeto mutuo. Esto puede lograrse a través de reuniones periódicas y una comunicación abierta y honesta. La empatía y la escucha activa son clave en estas interacciones.

Adoptar una mentalidad proactiva y preventiva

Las nuevas normas promueven una auditoría interna que no solo reaccione a problemas, sino que también anticipe y prevenga riesgos futuros. Los auditores internos pueden agregar valor al:

  • Identificación de oportunidades de mejora: Proponer mejoras en procesos y controles antes de que se conviertan en problemas significativos. Por ejemplo, realizar auditorías de procesos operativos puede descubrir ineficiencias que, al ser corregidas, aumentan la productividad.
  • Monitoreo continuo: Implementar sistemas de monitoreo continuo que permitan a la auditoría interna ser más ágil y proactiva en la identificación y mitigación de riesgos. Herramientas como dashboards en tiempo real y alertas automáticas pueden ser muy efectivas.

Fomentar la innovación y la mejora continua

Las normas resaltan la necesidad de que la auditoría interna contribuya a la innovación y la mejora continua dentro de la organización. Esto puede lograrse a través de:

  • Capacitación y desarrollo profesional: Mantenerse actualizados con las mejores prácticas y tendencias emergentes en auditoría interna. Programas de formación continua y certificaciones como el CIA (Certified Internal Auditor) son esenciales.
  • Promoción de nuevas tecnologías: Adoptar tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial y la automatización, para mejorar la eficiencia y eficacia de las auditorías. Por ejemplo, utilizar IA para la detección de fraudes y análisis predictivo.

Ejemplos de asesoramiento efectivo a la alta dirección y al consejo

Caso 1: Optimización de procesos operativos

En una empresa de manufactura, el equipo de auditoría interna identificó ineficiencias en el proceso de producción. Mediante el análisis de datos y observaciones directas, propusieron mejoras que resultaron en una reducción del 20% en los tiempos de ciclo y un ahorro significativo en costos operativos. Estas recomendaciones no solo mejoraron la eficiencia operativa, sino que también fortalecieron la posición competitiva de la empresa.

Caso 2: mejora de la gestión de riesgos

En una institución financiera, los auditores internos desarrollaron un mapa de riesgos integral que permitió a la Alta Dirección priorizar sus esfuerzos de mitigación de riesgos. Este enfoque proactivo resultó en una mejor preparación para enfrentar riesgos regulatorios y de mercado, reduciendo la exposición de la organización a posibles sanciones y pérdidas financieras.

Caso 3: Gestión del cambio organizacional

Durante una fusión, el departamento de auditoría interna de una empresa tecnológica trabajó estrechamente con la Alta Dirección para identificar y gestionar riesgos asociados a la integración de sistemas. Su asesoramiento proactivo ayudó a mitigar problemas potenciales, asegurando una transición suave y eficiente. Esto no solo evitó interrupciones en las operaciones, sino que también facilitó la rápida adaptación de los empleados a los nuevos procesos.

Balance entre aseguramiento y asesoramiento

Para ser verdaderamente efectivos, los auditores internos deben encontrar el equilibrio adecuado entre sus roles de aseguramiento y asesoramiento. Esto implica:

  • Mantener la independencia y objetividad: Aunque los auditores internos deben involucrarse estrechamente con la Alta Dirección y el Consejo, es crucial que mantengan su independencia y objetividad. Esto puede lograrse a través de salvaguardas, como no involucrarse en la toma de decisiones operativas y asegurar que sus recomendaciones sean imparciales y basadas en evidencia.
  • Priorizar los recursos de auditoría: Los auditores deben gestionar sus recursos de manera eficiente, asegurando que se dedique suficiente tiempo tanto al aseguramiento como al asesoramiento. Esto puede incluir la realización de auditorías de alto riesgo mientras se participa en iniciativas estratégicas que agreguen valor a la organización.
  • Comunicación clara de los roles: Es importante que la Alta Dirección y el Consejo comprendan los diferentes roles que desempeñan los auditores internos. Esto puede lograrse mediante la definición clara de los objetivos y expectativas de cada proyecto de auditoría, asegurando que se alineen con las necesidades y prioridades de la organización.

El rol del auditor interno ha evolucionado significativamente, y hoy en día, su función como asesor de confianza es tan importante como su papel tradicional de aseguramiento. Al comprender profundamente el negocio, utilizar datos avanzados, fomentar habilidades de comunicación, adoptar una mentalidad proactiva, y promover la innovación y mejora continua, los auditores internos pueden agregar un valor significativo a sus organizaciones. Encontrar el equilibrio adecuado entre aseguramiento y asesoramiento es esencial para maximizar el impacto positivo de la auditoría interna y fortalecer su posición como socios estratégicos en la consecución de los objetivos organizacionales.

Los auditores internos deben adoptar estas estrategias y herramientas para transformar su rol en verdaderos asesores de confianza dentro de sus organizaciones. Conviértanse en socios estratégicos que no solo aseguran el cumplimiento, sino que también impulsan el éxito empresarial.

"El verdadero valor de la auditoría interna radica en su capacidad para anticipar riesgos y oportunidades, guiando a la organización hacia un futuro más seguro y exitoso."

Aviso Cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.

× Progressive Web App | Add to Homescreen

Para instalar esta Web App en su iPhone/iPad presione el ícono. Progressive Web App | Share Button Y luego Agregar a la pantalla de inicio.

Desconectado