Identificarse


 

 

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

0
Comparte:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Por: CP Iván Rodríguez. Colaborador de Auditool 

El fraude puede ser una de las consecuencias más importantes de no ejercer el escepticismo. Una amenaza significativa para la prevención del fraude ocurre cuando los responsables de evaluar los datos financieros están naturalmente inclinados o incluso tentados a confiar en la información que proviene de su propia empresa o de un cliente de mucho tiempo sin verificarla.

Ciertos empleados de las empresas tienen una capacidad única para perpetrar el fraude, puesto que con frecuencia están en condiciones de manipular directa o indirectamente registros contables y presentar información financiera fraudulenta. Por ello, el auditor debe hacer uso del escepticismo profesional y no debe estar satisfecho con evidencia frágil debido a la creencia de que el personal de las empresas (incluso el personal de la cadena de suministro) es honesto.

En ese sentido, el escepticismo se constituye en una herramienta clave para combatir el fraude. Por su naturaleza, el fraude es clandestino. Por tanto, una mente escéptica, que cuestiona la información que recibe y evalúa, que busca explicaciones a las situaciones que no son claras, contribuye a descubrir los intentos de ocultamiento de los estafadores. Los auditores, al ejecutar un compromiso, de manera proactiva deben evaluar cómo los empleados de las empresas clientes podrían perpetrar, ocultar o conspirar para cometer un fraude o cómo podrían anular los controles internos. Los auditores deben observar los procesos, las personas y la cultura de la organización; estar alerta a los métodos de ocultamiento del fraude en los documentos; y tomar nota de las incoherencias o contradicciones en las declaraciones hechas en las entrevistas.

Las normas profesionales exigen que el auditor, al actuar profesionalmente ejerza el escepticismo profesional; esto es, que tenga una actitud que incluya una mente interrogante y una evaluación crítica de la evidencia de auditoría. El auditor utiliza el conocimiento, la habilidad y la capacidad que requiere la profesión para realizar diligentemente, de buena fe y con integridad, la recopilación y evaluación objetiva de la evidencia. El escepticismo debe aplicarse a quienes participan de una u otra manera en la preparación y presentación de los informes financieros. El escepticismo es crucial en el esfuerzo por mitigar la posibilidad de que una suposición incorrecta o un fraude o error pasado por alto pueda socavar el proceso de presentación de informes financieros y en ese sentido, se tomen decisiones equivocadas sobre las cifras allí reflejadas.

El escepticismo aplicado en la preparación de los informes financieros incrementa en gran medida la probabilidad de que se detecte el fraude; adicionalmente, la percepción de que pueda ser detectado, reduce el riesgo de que se intente el fraude.

El fraude en los informes financieros suele originarse en un entorno donde la empresa tiene objetivos de rendimiento y liderazgo demasiado agresivos y hay poca tolerancia a no obtener los resultados esperados. La presión por mostrar disminuciones en los costos o incrementos en los ingresos puede dar lugar a que las cifras sean alteradas o a que no se apliquen debidamente los principios o las normas contables y se altere la valuación, la oportunidad de los registros e incluso la clasificación de las cifras. Pueden alterarse las cifras de clientes y de proveedores habitualmente confiables o se pueden omitir procedimientos de control. Si no se actúa con escepticismo, tanto la alta dirección como la auditoría podrían aceptar cifras adulteradas sin mayor revisión y con insuficiente documentación justificativa.

Diferentes instancias de la administración y dirección de una compañía deben usar el escepticismo para evitar el fraude o lograr su detección. A continuación, algunos ejemplos:

Juntas y comité de auditoría

Los miembros de la junta y del comité de auditoría deben cuestionar y sondear la información que reciben para comprender las áreas clave de riesgo y cómo la administración las está abordando. Las juntas y los comités de auditoría tienen la responsabilidad última de revisar la información con escepticismo.

Alta administración

Los directivos de la empresa son responsables del diseño, implementación y evaluación del control interno sobre los informes financieros. Deben ser conscientes de que, incluso si la empresa fomenta una cultura ética sólida, sigue siendo susceptible al fraude.

Auditores

Las normas profesionales establecen directrices para los auditores entre las que se encuentran  evaluar la probabilidad de errores significativos, fraude o incumplimiento; ser capaz de identificar riesgos y señales de alerta; y estar alerta a las oportunidades de fraude, como las deficiencias de control. Así mismo, se prevé que los auditores ejerzan un escepticismo profesional, lo que significa tener una mente inquisitiva, estar alerta a los indicadores de una posible incorrección debido a fraude o error y realizar una evaluación crítica de la evidencia de auditoría.

Hay que tener en cuenta que, en ciertas circunstancias puede ser fácil racionalizar acciones inapropiadas que dan lugar al fraude y el no ejercer escepticismo puede tener consecuencias significativas para las empresas y su personal.

 

 

CP Iván Rodríguez -

Auditor y Consultor, Diplomado en Alta Gerencia de Seguros y Derecho de Seguros. Especialista en Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional, Diplomado en Gerencia de la Calidad, Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana, con 20 años de experiencia en diversas empresas. Amplia experiencia en la elaboración y ejecución de auditorías y revisorías fiscales. Dirección y ejecución de asesorías, consultorías y capacitaciones. Colaborador de Auditool

Bogotá DC, Colombia


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Es la Red Global de Conocimientos en Auditoría y Control Interno que le permite a los Auditores, tener acceso a metodologías de trabajo fundamentadas en buenas prácticas internacionales, entrenamiento en línea, listas de chequeo, modelos de papeles de trabajo, modelos de políticas, herramientas para la gestión de riesgos, entre otras. Permitiendo mejorar las prácticas de trabajo, ahorrando tiempo, creando y protegiendo valor en las organizaciones.
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información sobre cómo interactúa con nuestro sitio web y nos permiten recordarle. Utilizamos esta información para mejorar y personalizar su experiencia de navegación y para análisis y métricas sobre nuestros visitantes tanto en este sitio web como en otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, consulte nuestra Política de privacidad.

Si rechaza, su información no será rastreada cuando visite este sitio web. Se utilizará una sola cookie en su navegador para recordar su preferencia de no ser rastreada.