Identificarse


0
Comparte:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

CP Felipe Alberto Pérez Hernández. Colaborador de Auditool

A medida en que la crisis de la pandemia y la prolongada volatilidad económica y política amenazan cada vez más los negocios y la recuperación global, muchas compañías están considerando establecer un Comité de Riesgo autónomo con el fin de dotar a las Juntas Directivas de las mejores herramientas y recomendaciones para afrontar el actual momento de incertidumbre y ofrecer las estrategias para prevenir o mitigar las amenazas y los riesgos que éstas conllevan.

 Las Juntas Directivas mejor preparadas se están armando en el momento  actual de cara al 2021, y el factor riesgo ahora más que nunca es determinante en la formulación de estrategias a largo plazo. El riesgo se ha convertido en parte integral de la estrategia de desarrollo y es así como hemos encontrado, que un equipo conformado por asesores de riesgo y ejecutivos de alta dirección luego de reunirse en un programa de inmersión total a estudiar este tema, formularon las siguientes diez lecciones clave y las mejores prácticas acerca de cómo las juntas deben abordar el riesgo hoy:

1. Conforme un Comité de Riesgo separado del Comité de Auditoría

Los comités de auditoría usualmente están conformados por expertos en finanzas e inversión por lo que es necesario que en este Comité de Riesgo independiente sus miembros tengan la suficiente y profunda experiencia operacional que se requiere para evaluar el riesgo en un sentido amplio.

Un Comité de Riesgo va a necesitar miembros con experiencia en áreas tales como: Ciberseguridad, IT, Cumplimiento, Riesgo en manejo de terceros, privacidad y expertos en riesgo reputacional. Con este conocimiento y experiencia el Comité de Riesgo puede entender y medir la importancia de los diferentes riesgos presentes en cada línea de negocio.

2. No gaste mucho tiempo en riesgos que ya conoce

Los directorios corporativos tienen la tendencia a enfocarse demasiado en riesgos conocidos y que ya tienen alguna estrategia de mitigación en marcha.

Debemos enfocarnos en los nuevos riesgos, los que están emergiendo, porque es ahí donde necesitamos desarrollar la solución o desarrollar el proceso que evite o controle el riesgo potencial. Las nuevas amenazan pueden surgir de lugares o personas libres de toda sospecha, en ese orden de ideas se debe buscar que un miembro del Comité de Riesgo y el Oficial de Riesgo en Jefe tengan imaginación.

3 Manténgase alerta en lo que puede empeorar rápidamente

La crisis de liquidez originada en las suspensiones de actividades debido al COVID-19, prácticamente ha puesto a muchas compañías en una peligrosa situación financiera de la noche a la mañana. Muchos de estos negocios habían visto esta crisis de liquidez justo 12 años atrás durante la debacle financiera de 2008 en los Estados Unidos de América. Frente a estos tipos de amenazas que ponen en riesgo la existencia misma de las empresas, los Comité de Riesgo no deben bajar la guardia.

4 El Riesgo reputacional puede tener origen en otros múltiples riesgos

La reputación y el buen nombre, al igual que los mejores vinos, se consigue con los años y es a mi juicio, el activo intangible más importante que tenemos usted, yo y por supuesto su empresa, entonces un Comité de Riesgo, debe estar atento con las afectaciones a su reputación que pueden ocurrir como resultados de muchos hechos, por ejemplo: la filtración de datos de un cliente, cambios en la normatividad legal y rumores mal intencionados a los que es preciso cerrar el paso de forma expresa y tajante.

5. El riesgo gerencial no significa que nos de miedo apretar el gatillo

Puede haber una tendencia cuando se toman decisiones estratégicas especialmente con ciertos directorios que manejan los servicios financieros para seguir pidiendo más y más información sin avanzar en su aprovechamiento.

El riesgo aquí está claro: atiborrarnos de información sin aprovechar, sin actuar.

En los años 80 del siglo pasado, escuché una frase que se me quedó grabada: “Es mejor ser con miedo que dejar de ser por miedo”, ¿Quién no ha tenido miedo? pero hay que apretar el gatillo, recuerden, a su competencia no le va a dar miedo hacerlo.

6. Aprovechar una sólida cultura de riesgo

Con una fuerte cultura frente al riesgo, las instituciones pueden manejar mejor los sucesos actuales que se han venido presentando desde 2020 -pandemia, recesión económica, descontento social.

Las compañías que han manejado riesgo en el pasado en una forma estratégica han sido capaces de adaptarse al medio que estamos viviendo y son mejores para trabajar remotamente, no se ven tan interrumpidas por esa clase de cambios que jalan hacia abajo el desempeño de las que no son capaces de adaptarse.

7. Asegúrese que su desempeño no sea conducido por una cultura errónea

Esa sólida cultura a la que me referí en el punto anterior, debe verse reflejada en el talente de sus colaboradores, el tono de los ejecutivos, factores culturales que pueden crear riesgo en la organización.

Por lo anterior, resulta importante mirar y revisar los comportamientos que están llevando a los resultados y la cultura que se está desarrollando más allá de la utilidad neta al final del ejercicio.

8. No ponga toda su atención en los titulares de hoy que se refieren a la crisis

Los Comité de Riesgo tienden a focalizar las amenazas actuales con base en lo que dicen las noticias, cuando se necesitan mirar los riesgos como un todo, porque las amenazas en curso siempre están ahí, además frente a la gran avalancha de noticias lo mejor es verificar su autenticidad y recurrir a medios de información serios con el fin de descartar noticias falsas o bulos.

9. Conserve la estrategia de los objetivos más importantes

La gestión del riesgo no solo tiene que ver con evitar que las cosas malas sucedan sino también, analizar las oportunidades que contribuyan a que las cosas buenas pasen.

Los Comités de Riesgo deberían estar estrechamente involucrados en las decisiones estratégicas pues éstas son las que marcan el derrotero de los objetivos trazados.

10. Planee la gestión de riesgo y revise la estrategia periódicamente

La estrategia y el riesgo están entrelazados, es esencial tener una estrategia junto a la gestión de riesgo. Las compañías necesitan una resiliencia organizacional para resistir eventos adversos como la actual pandemia, de tal manera que su gente y los procesos estén preparados para responder en la forma correcta.

La diversidad juega un papel importante en la reducción de los puntos ciegos de la administración cuando llega el riesgo. Una diversidad en experiencias y diversidad social ayudan a resolver los problemas, ya sea relacionados con la salud y el COVID-19, preocupaciones de seguridad, manejar equipos labores en forma remota o la aceleración de la transformación digital que es la consecuencia del manejo de la fuerza laboral a distancia.

Termino con esta cita de la escritora Maya Angelou: “Hoping for the best, prepared for the worst, and unsurprised by anything in between”. Espere lo mejor, prepárese para lo peor y no se sorprenda por nada en el medio.

(1) Basado en: https://www.corporatecomplianceinsights.com/wcd-10-ways-boards-risk-2021//

 

 

CP Felipe Alberto Pérez Hernández. Colaborador de Auditool

Contador Público U. Central, cursó Especialización en Ciencias Tributarias, su experiencia profesional de más de 25 años va desde una gran multinacional pasando por una firma de auditoría hasta llegar al sector petrolero en el que ha trabajado para operadores y en auditorías externas. Desde hace varios años se desempeña como Revisor Fiscal en varias instituciones sin ánimo de lucro y como consultor empresarial independiente.

Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Es la Red Global de Conocimientos en Auditoría y Control Interno que le permite a los Auditores, tener acceso a metodologías de trabajo fundamentadas en buenas prácticas internacionales, entrenamiento en línea, listas de chequeo, modelos de papeles de trabajo, modelos de políticas, herramientas para la gestión de riesgos, entre otras. Permitiendo mejorar las prácticas de trabajo, ahorrando tiempo, creando y protegiendo valor en las organizaciones.
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información sobre cómo interactúa con nuestro sitio web y nos permiten recordarle. Utilizamos esta información para mejorar y personalizar su experiencia de navegación y para análisis y métricas sobre nuestros visitantes tanto en este sitio web como en otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, consulte nuestra Política de privacidad.

Si rechaza, su información no será rastreada cuando visite este sitio web. Se utilizará una sola cookie en su navegador para recordar su preferencia de no ser rastreada.