fbpx

La Asociación Iberoamericana de Gestión de Riesgos y Seguros (AIGRYS) fue constituida el 14 de julio de 2017 por profesionales especialistas en Gestión de Riesgos y Seguros de todos los países de Iberoamérica y España.

La asociación profesional es un lugar de encuentro y foro de debate entre los distintos asociados, analizando los sistemas eficaces de gestión de riesgos, herramientas y metodologías utilizadas para la identificación, evaluación, tratamiento, gestión, control y medición de los riesgos en el ámbito público y privado constituyendo una red de apoyo y conocimiento para resolver inquietudes, problemas, interpretaciones de las normas y su aplicación y en general, ser el medio de comunicación entre los expertos asociados, creando canales para su interacción e intercambio de experiencias y transmisión del conocimiento, manteniendo una formación continua de los asociados en materia de riesgos y seguros y dar a conocer y ayudar a las empresas en la implementación y gestión eficaz de su gestión de riesgos y seguros.

Los numerosos socios partícipes de este trabajo de investigación abarcan actuarios, economistas, auditores internos y externos, abogados, supervisores, peritos, ingenieros, corredores de seguros, directivos, consultores, asesores, gestores y gerentes de riesgos de empresas públicas y privadas de todo Iberoamérica y España.

Implementar la cultura de riesgos en todos los niveles de la organización es fundamental para identificar los riesgos, gestionarlos y evaluar la eficacia y eficiencia de los controles. Podemos decir que la gestión de riesgos cambia la forma de direccionar la organización para el cumplimiento de sus objetivos.

Todas las organizaciones están expuestas a riesgos, lo importante es que todos los niveles de la organización sean conscientes de que estos riesgos existen y se implementen controles suficientes para gestionarlos, minimizando el impacto económico para la organización. El objetivo es saber cuan controlada se encuentra la organización y vincular los controles con los objetivos estratégicos para confirmar que estén alineados.

El problema de no llegar a implementarlo de una forma óptima es muchas veces por falta de cultura de riesgos a los altos niveles de las organizaciones. La gestión de riesgos debe ser inculcada en todas las organizaciones, pero se debe profundizar en las auditorías de riesgos y sobre todo en la vinculación de los objetivos estratégicos con los resultados y en la eficacia y eficiencia de los controles. Se debe mejorar en las supervisiones de riesgos.

Las empresas latinoamericanas están muy avanzadas en gestión de riesgos fundamentalmente por las situaciones de riesgos externos derivados de la naturaleza y sociales por las que están viviendo, sin embargo, surgen nuevos riesgos emergentes que avanzan inexorablemente.

Tras los estudios que se han ido realizando, podemos decir que el 40% de las organizaciones en Latinoamérica cuentan con un nivel de madurez medio en gestión de riesgos. Los países de la región más avanzados en gestión de riesgos son Brasil y México, fundamentalmente por los sectores financiero, metalúrgico, minero y energético que ven el valor añadido que reporta la gestión de los riesgos.

La responsabilidad futura del gerente de riesgos, tanto en las grandes empresas como en las pymes va en aumento, ya que el principal reto es centrarse en los riesgos más significativos para poder establecer los controles preventivos necesarios en las 5 empresas y que sirvan para el establecimiento de las estrategias y una mejor toma de decisiones.

La gestión de riesgos debe ser dinámica ya que los factores que influyen en los riesgos que también son cambiantes y lo estamos viendo con la crisis mundial a consecuencia del coronavirus COVID-19. Al 5 de Mayo de 2020, más de 3.5 millones de casos de COVID-19 han sido reportados a nivel global, con más de 300,000 fallecimientos.

Analizar, identificar, valorar y decidir son las acciones clave en la gestión de riesgos, pero junto con ellas es fundamental el control interno de los riesgos, la auditoría de riesgos y el proceso constante de supervisión del sistema de implementación llevado a cabo que permita adaptarse a los cambios y corregir las deficiencias que se pueden encontrar en el día a día.

Descargar el informe completo de AIGRYS: