Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno

REGÍSTRATE GRATIS EN NUESTRO BOLETÍN

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La materialidad es fundamental en las auditorías. Una cifra, un resultado o un asunto puede considerarse material si su conocimiento puede influir en las decisiones de los usuarios previstos.

Hay diferentes posiciones al respecto. En el caso de la auditoría financiera tradicional, se suele tomar como referencia una cifra o cifras determinadas por el auditor, que indican posibles incorrecciones o errores en los estados financieros en su conjunto y en determinados tipos de transacciones, saldos contables o información a revelar. Su cálculo se realiza a partir de una cifra base, de la cual se calcula un porcentaje. Por ejemplo, el 5% de la utilidad antes de impuestos.

No obstante, hay otros elementos que de acuerdo con las circunstancias es necesario tomar en cuenta. En el caso de las auditorías gubernamentales hay que tener en cuenta consideraciones particulares.

De acuerdo con las Normas Internacionales de las Entidades Fiscalizadoras Superiores (ISSAI - International Standards of Supreme Audit Institutions), emitidas por la INTOSAI (ver nota al final del artículo), en la ISSAI 100 Principios Fundamentales de Auditoría del Sector Público, se considera la materialidad así:  

“(…) Los auditores deben considerar la materialidad durante todo el proceso de auditoría. La materialidad es relevante en todas las auditorías. Un asunto se puede juzgar importante o significativo si existe la posibilidad de que el conocimiento de él influya en las decisiones de los usuarios previstos. Determinar la materialidad es una cuestión de juicio profesional y depende de la interpretación del auditor sobre las necesidades de los usuarios. Este juicio puede relacionarse con un elemento individual o con un grupo de elementos tomados en su conjunto. La materialidad a menudo se considera en términos de valor, pero también posee otros aspectos tanto cuantitativos como cualitativos. Las características inherentes de un elemento o grupo de elementos pueden hacer que un asunto sea importante por su propia naturaleza. Un asunto también puede ser importante debido al contexto dentro del cual ocurre. (…)”

Desde la óptica de las necesidades de los usuarios, existe una toda una visión en relación con la materialidad. Las necesidades específicas de los usuarios asociados con el sector público pueden estar relacionadas con el manejo de los fondos públicos, que pasa por las leyes y los ejercicios de control.

En la asignación de fondos públicos, los organismos legislativos priorizan los recursos de acuerdo con el bienestar social. Este aspecto, por lo tanto, podría ser considerado material por su propia naturaleza.

Por ejemplo, el monto de recursos asignado para la mejora de la seguridad considerado prioritario por un gobierno local, es material por su naturaleza más que por su valor. Otro caso: el impacto de una reforma administrativa sectorial, que el gobierno considera relevante, es material por su impacto. 

Obviamente, también puede determinarse la materialidad por valores. Por ejemplo, un gasto presupuestario excesivo, en proyectos de gobierno o ciertos valores de gastos públicos en la ejecución de actos administrativos.

Como se aprecia, para efectos de la materialidad hay que tener en cuenta el entorno en el que se practica la evaluación y no considerar únicamente cifras y porcentajes, sino otra serie de situaciones relevantes para los destinatarios de la información auditada.

Nota:

La Organización Internacional de Entidades Fiscalizadoras Superiores (INTOSAI) es la organización central para la fiscalización pública exterior. La INOTSAI proporciona un marco institucional para la fiscalización. Emite las ISSAI, que son los principios fundamentales para el funcionamiento de las Entidades Fiscalizadoras Superiores (EFS) y los requisitos previos de auditorías de las entidades públicas. La INTOSAI es un organismo autónomo, independiente y apolítico. Es una organización no gubernamental con un estatus especial con el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC). Fue fundada en el año 1953.

 

C.P. Iván Rodríguez -           

Auditor y Consultor, Diplomado en Alta Gerencia de Seguros y Derecho de Seguros. Especialista en Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional, Diplomado en Gerencia de la Calidad, Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana, con 20 años de experiencia en diversas empresas. Amplia experiencia en la elaboración y ejecución de auditorías y revisorías fiscales. Dirección y ejecución de asesorías, consultorías y capacitaciones. Colaborador de Auditool

Bogotá D.C, Colombia

 


Comentarios   

+2 #1 Hernán Valdebenito Molina 27-03-2019 19:57
Muy valioso el aporte del Colega, otro aspecto material puede ser el impacto social, de imagen, gubernamental, etc. , y no necesariamente la materialidad en aspectos de Gobierno está en la administración de recursos.

Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

📰 SUSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN

Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno.

 

lateralG3.2