Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno

REGÍSTRATE GRATIS EN NUESTRO BOLETÍN

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Como es bien sabido, el Lavado de Dinero o Blanqueo de Capitales es una actividad criminal que golpea la economía de una región y trastoca los indicadores económicos.

Las operaciones con recursos de procedencia ilícita solo produce ganancias a sus perpetradores que retiran el dinero producto de sus crímenes cuando logran su cometido dejando desbastadas y sumidas en la pobreza a la comunidad,  y como si fuera poco generan más delitos como la Extorsión, Secuestro y Sicariato, todo esto bajo una estructura criminal que nada le envidia a cualquier empresa legalmente constituida.

Es por ello que los crímenes económicos no respetan estrato o condición social, no tienen barreras y sus perpetradores no tienen escrúpulos ni límites para despojar a la sociedad de su dignidad e introducir maliciosamente las ganancias de sus actividades; es así como la Corrupción, Fraude, Narcotráfico, Secuestro y Desplazamiento, entre otros son titulares de las  primeras planas de los periódicos y demás medios de comunicación; donde  políticos de alto turmequé, empresarios de las más altas alcurnias de la sociedad, empresas nacionales y extranjeras y personas creativas sin ética han sido protagonistas de los descalabros financieros más grandes del país resumiendo todo en Lavado de Activos.

En el contexto cotidiano se concluye que el Lavado de Capitales es todo incremento patrimonial sin un origen legalmente reconocido o lícitamente explicable; es por esto que no se debe satanizar al Narcotráfico y Terrorismo como únicas fuentes de recursos ilícitos, y desconocer que existen otros delitos precedentes  contemplados en el Código Penal que a diario se cometen en grandes corporaciones, en partidos políticos o en los contratos con la Nación.

En vista de que el delito no discrimina tipo de sociedad, área, o contraparte; las medidas de prevención deben ser diseñadas al mismo nivel, por lo tanto éstas deben ser incluyentes, impartidas por igual en toda la sociedad y de obligatorio cumplimiento.

Sin embargo los pequeños y medianos empresarios y comerciantes que son los más vulnerables y afectados en este tipo de eventos fueron desafortunadamente excluidos de la obligatoriedad de implementar un esquema de prevención de lavado de activos.

La lucha contra los delitos económicos debe ser férrea en todas las áreas de cualquier organización y debe estar contemplada en la planeación estratégica de las mismas, de modo que cualquier empleado, cliente, proveedor y tercero en general se adhiera a la filosofía de cero tolerancia frente al Fraude, Corrupción, y demás manifestaciones delincuenciales en la empresa y por fuera de ella. Así las cosas la implementación de un modelo de gestión de prevención en lavado de activos debe constituirse como uno de los activos más preciados de la corporación y no como un gasto o pérdida de dinero y tiempo.

El modelo de prevención debe obedecer a la gestión de protección de la compañía frente a los diversos riesgos que en un posible caso de lavado de dinero se puedan generar;  es por ello, que el modelo debe estar enmarcado en la normativa nacional y con los estándares internacionales determinados por la ONU y GAFI; por lo tanto el modelo es un diseño individual que envuelve todas las operaciones de la empresa,  contrapartes, canales de ventas  y regiones geográficas de sus operaciones comerciales.

Dicho modelo debe estar alineado con el Código de ética y Gobierno Corporativo de cada empresa e impartido a cada uno de los empleados, miembros de Junta Directiva y Accionistas. El modelo de prevención de lavado de activos, más que cumplir con una determinación del Gobierno debe ser Filosofía Empresarial.

Es importante destacar que todas las empresas, sin importar su tamaño, deben adoptar medidas anti lavado como esquemas de prevención; todo ello con el fin de tener mayor cobertura de protección.  Es penoso ver y escuchar como muchos empresarios consideran que los delitos precedentes del Lavado de activos han sido y serán delitos de paisaje que se han incorporado en nuestra cultura y diario vivir, por lo tanto tener un esquema de prevención de lavado es considerado un desgaste en toda la extensión de la palabra.

Señores Sujetos Obligados, Accionistas, Socios, Miembros de Junta Directivas, Representantes Legales, Revisores Fiscales, Contadores y Consultores; la protección frente a los delitos económicos no es una opción, es una obligación moral y ética que tenemos cada ciudadano y que se imparte desde el inicio de nuestra educación en casa. Las medidas de prevención de Lavado de Activos y sus delitos fuentes se constituyen en el mecanismo de protección de nuestra moral y dignidad ante la siniestra maquinaria delincuencial mundial.

 

 

 Marta Deise Cadavid Acevedo

Profesional en el área contable con Especialización en Gerencia Financiera y Master en Economía  Financiera, Certificada en AML (Anti-Money Laundering) by FIBA –FIU (Florida International Bankers Association  and Florida International University) en la prevención e investigación de los delitos contra el patrimonio económico tales como lavado de activos, fraude, narcotráfico, terrorismo, corrupción y trata de personas; con 20 años de experiencia en el sector contable y financiero

Medellín, Colombia


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

📰 SUSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN

Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno.

 

lateralG3.2