Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno

REGÍSTRATE GRATIS EN NUESTRO BOLETÍN

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

1.    Introducción

En los últimos años a nivel internacional se han presentado fraudes corporativos millonarios, como los casos de Enron y Parmalat, las que al haber sido empresas públicas provocaron desconfianza en los mercados generando pérdida de valor accionario en las empresas en general afectando su capacidad para capitalizarse en bolsa de valores, esta situación de desconfianza incluso puede llegar a generar una recesión o hasta una crisis económica.

El fraude en las empresas está siendo motivo de creciente preocupación ya que genera la pérdida de valor en las empresas de igual forma menoscaba el patrimonio e impide el logro de los objetivos.  El Pacto Global de las Naciones Unidas, entre sus principios establece que las empresas deben luchar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas la extorsión y el soborno.

Por su parte, las empresas por la pérdida de confianza han aumentado los controles internos y auditorías, así como el uso de nuevos instrumentos para minimizar el impacto de las pérdidas por fraude y apropiación indebida de activos. Aún en las empresas más solidas, en las circunstancias actuales de negocios, la administración debe manejar de forma muy efectiva las situaciones de crisis, así como otros eventos difíciles de anticipar y en su mayoría no deseados que pueden repercutir negativamente en cada organización.

Los problemas de liquidez, fraude, pérdida de confianza, presión de accionistas, proveedores y clientes así como investigaciones de autoridades reguladoras, afectan la moral del personal y la reputación de la empresa.  Estos eventos son la causa de serias afectaciones que ponen en riesgo la continuidad y sostenimiento de los negocios.

Definición y clasificación del fraude

Acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete. Acto tendente a eludir una disposición legal en perjuicio del Estado o de terceros.  Delito que comete el encargado de vigilar la ejecución de contratos públicos, o de algunos privados, confabulándose con la representación de los intereses opuestos[1].

El fraude se puede clasificar de las siguientes dos formas: a) fraude de reporte financiero; b) malversación de activos.

Fraude de reporte financiero:

Su característica principal es el que es realizado por la administración de la empresa para mostrar información falsa a los usuarias de los estados financieros para lograr un propósito específico como lo pueden ser obtener una posición más favorable para la obtención de créditos o de capital, logro de metas financieras por parte de la administración para el cobro de bonos por desempeño, ocultar contingencias o compromisos y en general cualquier asunto que pueda generar una posición de ventaja o favorable para la posición financiera de la empresa.

Fraude por malversación de activos:

Este tipo de fraude se relaciona con el uso indebido de activos por parte de empleados operativos o administrativos dentro de la empresa, mismo que se realiza mediante el engaño, ocultación o violación de confianza.

3.    Condiciones que posibilitan el fraude

Oportunidad: Existen circunstancias como control no efectivo o ausente, o capacidad de la Administración para anular los controles que dan la oportunidad.  Esta es la principal causa ya que el personal conoce la operativa de la empresa y las características y debilidades de sus controles.

La naturaleza de la entidad puede facilitar el inicio de actividades fraudulentas en la información financiera y que pudieran derivar de:

  • Transacciones relevantes con partes relacionadas que no estén de acuerdo con el giro normal de la empresa;
  • Activos, pasivos ingresos o gastos que están basados en estimaciones que involucran juicios muy subjetivos y muy difíciles de corroborar;
  • Transacciones complejas e importantes, especialmente aquellas que se registran al final del año y que dificultan la evaluación;
  • Transacciones con entidades del extranjero con entornos y culturas diferentes;
  • Cuentas bancarias o subsidiarias en paraísos fiscales por las cuales;
  • Incentivos / Presiones: La necesidad “de recursos extraordinarios” del personal puede surgir por presiones del consumo endeudamiento excesivo, de vicios sociales o de requerimientos familiares.

De igual forma la administración encargada de reportar las cifras financieras puede verse presionada a manipular las cifras a efectos de reconocer ingresos anticipados o disminuir gastos con el propósito de lograr los resultados necesarios para el cobro de bonos de desempeño. 

Algunos factores adicionales relacionados con este elemento son los siguientes:

  • Gran mercado competido/saturado, acompañado por declinación de los márgenes de utilidad;
  • Gran vulnerabilidad a cambios rápidos, por ejemplo en tecnología, obsolescencia del producto o bien tasas de interés;
  • Disminución importante de la demanda del cliente o fallas en el negocio, ya sea derivadas de la industria o en general de la economía del país;
  • Pérdidas operativas con amenaza de quiebra, disolución, o en su caso, compra hostil;
  • Flujos de caja negativos de las operaciones o incapacidad para su generación; sin embargo, se generan utilidades contables;
  • Un crecimiento inusual de las utilidades, comparadas con otras compañías del mismo giro
  • Tendencias de utilidad de los analistas financieros, inversionistas institucionales, acreedores significativos u otros terceros, las cuales pueden ser excesivas e inaccesibles, incluyendo expectativas inadecuadas creadas por la administración en press releases o bien en informes anuales;
  • Necesidad para obtener financiamientos adicionales;
  • Habilidad marginal para cumplir con los requerimientos de los covenants de los créditos;
  • Efectos reales o percibidos de información financiera inadecuada derivada de transacciones no concluidas por ej. Combinación de negocios;
  • La administración del negocio o personal directivo puede ver afectado su ingreso personal en virtud de la situación financiera de la entidad;
  • Dependencia importante de la salud financiera de ciertas personas de la situación financiera de la entidad;
  • Parte importante de los ingresos de funcionarios y otro personal dependientes de lograr presupuestos agresivos de ventas, valor por acción, resultados operativos, posición financiera, flujos de efectivos;
  • Garantías personal de pasivos a favor del negocio que son significativos del capital personal de las personas que los otorgan;
  • Presión excesiva de la administración al personal operativo para lograr objetivos definidos por el consejo de administración, incluyendo las ventas, utilidades;
  •  Racionalización / Actitud: La cultura o el ambiente permite a la Administración racionalizar la consecución del fraude la actitud o valores de aquellos involucrados, o la presión que los capacita para racionalizar el cometer un acto deshonesto.

También quien comete fraude encuentra justificación en razones como su baja retribución o la existencia de fraudes cometidos por otros o por la propia empresa.  Como factores detonantes del riesgo relacionados con este elemento tenemos lo siguiente:

  •  Comunicación inadecuada y falta de soporte para definir y comunicar valores éticos a todos los niveles de administración;
  • Participación de personal que no está vinculado con la administración en la selección de principios de contabilidad, o en la determinación de estimaciones;
  • Historias conocidas de violaciones de leyes y/o disposiciones, demandas en contra de la administración, o miembros del consejo que han identificado fraudes o violaciones de leyes;
  • Interés de la administración para mantener el valor de la acción;
  • Practicas de la administración para comprometer a los analistas financieros  y otros interesados para lograr estimados irreales nada razonables;
  • La administración no ha tenido la capacidad para resolver asuntos reportables en forma adecuada;
  • Un interés inadecuado de la administración para utilizar medios inadecuados para disminuir la base fiscal;
  • Demandas irracionales presiones por los tiempos tan estrechos o limitados para cumplir con la auditoria y/o la emisión del dictamen;
  • Restricciones formales y/o informales para accesar información, a funcionarios así como comunicaciones con el consejo de administración;
  • Actitud dominante de la administración en sus relaciones con el auditor, sobre todo los intentos para influenciar en el alcance del trabajo del auditor, en la selección y/o continuidad del personal de auditoría asignado para el trabajo.

4.    El marco de control

Es clave que la Dirección tenga presente dentro de la gestión de riesgos la posibilidad de ocurrencia del uso indebido de sus activos, así como implementar controles efectivos para prevenir y detectar los fraudes que pueden ocurrir en su actividad.

Para minimizar los riesgos se requieren contar con planes antifraude e indicadores de fraude como puede ser los desvíos respecto a años anteriores o presupuestos.  Para un adecuado ambiente de control se recomiendan, entre otras, prácticas como evaluaciones periódicas de proveedores, autorizaciones documentadas de pagos, controles en la firma de cheques y de las transferencias bancarias electrónicas.

Asimismo, pueden ser de utilidad el envío de estados de cuenta a clientes y proveedores y procedimientos sorpresivos de recuentos físicos de inventarios y arqueos de fondos por terceros independientes.

En ese sentido, para mejorar las operaciones y procesos de las empresas contribuyen en forma positiva la realización de auditorías internas y externas y la implementación de las recomendaciones efectuadas por los auditores.

A nivel internacional, incluso se ha comenzado a recurrir a la denominada Auditoría forense, investigación realizada por expertos para prevenir y detectar actos de corrupción, así como obtener evidencias e indicios de responsabilidades penales.

Mediante diferentes instrumentos se necesita mejorar el marco de control, ya que diferentes estadísticas muestran que el fraude es descubierto por casualidad o denuncia más que por controles y auditorías.  En ese sentido, la tecnología de la información brinda oportunidades de realizar controles más eficientes.

Algunas prácticas de Gobierno corporativo que pueden reducir los riesgos de fraude son los sistemas de información confiables, la competencia ética de la Gerencia, la separación de funciones y la gestión de potenciales conflictos de interés.

En la prevención es importante el rol de la gestión de personas mediante la adopción de procedimientos como la evaluación de principios éticos y referencias del personal a contratar, rotación de tareas, capacitación en valores, control de los adelantos de sueldos e información actualizada sobre el perfil del personal.

Otra herramienta que se está utilizando es el código de ética empresarial, donde entre otros aspectos, se establecen los valores corporativos y las normas de conducta interna respecto a regalos, favores comerciales, sobornos y lavado de dinero.  Adicionalmente existen prácticas que pueden reducir los efectos de la corrupción, como el contar con asesoramiento legal especializado y la contratación de seguros o fianzas.

  •  Procesos que pueden contribuir a la prevención y detección de fraudes son los siguientes: 
  • Implementar un sistema integral de ética (Tips Anónimos)
  • Fortalecer el control interno de la compañía
  • Tener programas para una mejor remuneración de los empleados
  • Contar con un área de auditoría interna experta (área especializada en la investigación de fraudes)

Aunado a estas actividades, es importante dar seguimiento a las denuncias a través de investigaciones corporativas, auditoría y computación forense, y Background check.

Investigaciones corporativas: Investigación e identificación de casos de fraudes financieros y otras acciones ilegales y desarrollo sistemas de administración y control dirigidos a la prevención y mitigación de muchos de los riesgos relacionados.

Auditoría: Revisión de los estados financieros y del marco de control interno realizado por un auditor externo, de conformidad con las Normas Internacionales de Auditoría el Auditor realiza procedimientos para indagar sobre la comisión de fraude en el reporte financiero aunque no es su principal responsabilidad el detectarlo sin embargo si es posible realizar ciertos procedimientos antifraude.

Computación forense: Dentro de un análisis forense, los profesionales trabajan para navegar sus sistemas de información tecnológica en la búsqueda de evidencias, tales como: supresión de información, violaciones de política ó accesos no autorizados.

Background check: investigación sobre antecedentes legales, investigación corporativa (robo, abuso de confianza), investigación de propiedad intelectual y rastreo de activos.

 5.    Conclusiones

Los últimos años han sido particularmente difíciles para el sector empresarial en el mundo.  La actual crisis económica ha tenido graves consecuencias, tanto para el manejo macroeconómico de las finanzas públicas de las naciones como para la gestión de las compañías. Con la contracción de la economía global, las empresas que operan en America Latina se han tenido que enfrentar a una situación muy complicada con limitado acceso a créditos, pérdida de competitividad e incremento en los costos de producción.  Todo esto ha orillado a que las empresas implanten planes de acción cuyos resultados aún son inciertos.

En épocas de crisis las empresas intentan reducir gastos.  Esta medida, que en principio parece correcta, puede acarrear graves consecuencias.  Si la reducción de gastos no se realiza de manera planeada, se corre el riesgo que parte de esta reducción de gasto se realice en detrimento de los mecanismos de control interno.  En consecuencia, se reduce la capacidad de las empresas de prevenir y detectar irregularidades que eventualmente se conviertan en fraudes.

En efecto, la vulnerabilidad de las empresas a sufrir un fraude en épocas de crisis está relacionada con el debilitamiento de sus mecanismos de control.  Por ejemplo, reducir el número de personal que realiza labores de monitoreo y verificación de procesos, reducir o anular las auditorías de control, descuidar el mantenimiento de equipo de vigilancia, relajar los controles de entradas y salidas de mercancía, concentrar en pocas personas funciones vitales de control como autorizaciones de pagos y emisión de cheques o transferencias bancarias y cancelación de programas de capacitación y entrenamiento en materia de ética en los negocios son medidas que al final del día pueden resultar perjudiciales para las empresas. medidas que al final del día pueden resultar perjudiciales para las empresas.

El control debe basarse en un sistema permanente.  No se puede dejar el cuidado del patrimonio de la empresa a la buena voluntad ni en épocas de bonanza, ni mucho menos en situaciones de crisis.  De ahí que proteger a la empresa de posibles quebrantos se convierte, en buena medida, en un objetivo estratégico.

El fraude no es una amenaza estática; las empresas necesitan evaluar sus riesgos de fraude de manera recurrente.  El riesgo de fraude puede ser mitigado en un grado razonable con mecanismos de control adecuados.  A diferencia de las tendencias que ponen énfasis en la prevención basada en fuertes procedimientos de control que incitan la burocratización y las prácticas de “poner palomita”, la experiencia ha demostrado la efectividad de las medidas orientadas hacia la prevención y la disuasión del fraude, que se enfocan hacia un cambio cultural de los empleados en la organización.

 [1] Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

 

Por: José Antonio Márquez Pérez - Gerente de la práctica de auditoría en PWC México

Fuente: Endeavor México

 


Comentarios   

0 #1 Gustavo A Delgado 22-09-2015 12:06
El fraude igual puede surgir favorecido por el esquema de relaciones entre personas con mucho conocimiento que laboran en áreas clave.

Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

📰 SUSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN

Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno.

 

lateralG3.2