Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno

REGÍSTRATE GRATIS EN NUESTRO BOLETÍN

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Por: C.P. Iván Rodríguez. Colaborador de Auditool

El principal responsable del gobierno corporativo de una organización es su Junta Directiva. Se entiende por gobierno corporativo el conjunto de las diversas políticas, reglas, prácticas y procesos establecidos por la Junta Directiva para gobernar una organización de manera efectiva, monitorear su aplicación y cumplir sus objetivos.

La auditoría interna, en virtud a su naturaleza, puede aportar y ofrecer su concurso como tercera línea de defensa, puesto que proporciona garantía objetiva y conocimiento sobre la efectividad y eficiencia de los procesos de gestión de riesgos, control interno y gobierno. Una función de auditoría interna dinámica y ágil puede ser un recurso indispensable que respalde el buen gobierno corporativo. La auditoría interna puede dar un valor adicional al incluir revisiones de los procesos y procedimientos de la organización en áreas tales como:

  • Cultura corporativa
  • Identificación y administración de riesgos
  • Seguridad cibernética
  • Planificación empresarial

En diferentes jurisdicciones existen normas que regulan el gobierno corporativo. Normalmente, hay exigencias específicas para el gobierno corporativo de entidades que cotizan en bolsa (compañías listadas) a las que se suele exigir un código de buen gobierno; lo mismo ocurre con empresas privadas de gran tamaño o con entidades que tienen cierto interés público.

Dentro de las disposiciones de los códigos de buen gobierno, se acostumbra a incluir la existencia de un comité de auditoría, el cual opera como un subcomité de la Junta Directiva, pero no suele exigirse la existencia de la función de auditoría interna. El comité es responsable de llevar a cabo las responsabilidades de gobierno con respecto a la auditoría, el riesgo y los controles internos y debe informar a la junta según corresponda. También existe el requisito de que el informe anual de la empresa debe describir lo que hace el comité de auditoría.

Ahora bien, cuando existe la función de auditoría interna, el comité de auditoría confiará mucho en su trabajo para dar una visión independiente y objetiva de la manera en que la organización está abordando sus principales riesgos. Por lo tanto, es vital que el comité brinde a la auditoría interna supervisión y apoyo adecuados para que pueda proporcionar un mayor valor a la organización. Esto requiere:

  • Reuniones periódicas durante el año entre el comité de auditoría, el jefe de auditoría interna y el socio de auditoría externa, de existir.
  • La auditoría interna debe estar estrechamente involucrada en las discusiones de la organización sobre el riesgo.
  • Una función de auditoría interna con los recursos y el personal adecuados.
  • Una revisión independiente realizada por consultores externos cada dos o tres años sobre la idoneidad de la función de auditoría interna.
  • Protección y monitoreo del comité de auditoría a la independencia de la auditoría interna de la gestión operativa y políticas internas de la organización.
  • Capacidad del jefe de auditoría interna para plantear informal y oportunamente cualquier inquietud urgente sobre el riesgo o los controles internos con el presidente del comité de auditoría.

Aunque parezca sorprendente, no es obligatorio que una empresa tenga una función de auditoría interna. No obstante, una buena función de dicho órgano contribuye a fortalecer el sistema de control interno y al cumplimiento de los objetivos. Tal vez por ello, las legislaciones de muchos países, en particular aquellas relativas a las entidades que cotizan en bolsa si cuentan con ese requerimiento específico. La alta dirección de muchas compañías ha entendido que una sólida función de auditoría interna representa un valor agregado que trasciende el mero cumplimiento. Se ha superado la idea de que las labores de control y aseguramiento representan costos y esto es válido para empresas independientemente de su tamaño, o si están listada en alguna Bolsa. Pero ello requiere que las personas que desempeñan las actividades propias de la auditoría las ejecuten con rigor profesional y con un enfoque proactivo, lo que demanda una permanente preparación en diferentes disciplinas.

 

C.P. Iván Rodríguez -           

Auditor y Consultor, Diplomado en Alta Gerencia de Seguros y Derecho de Seguros. Especialista en Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional, Diplomado en Gerencia de la Calidad, Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana, con 20 años de experiencia en diversas empresas. Amplia experiencia en la elaboración y ejecución de auditorías y revisorías fiscales. Dirección y ejecución de asesorías, consultorías y capacitaciones. Colaborador de Auditool

Bogotá D.C, Colombia


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

📰 SUSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN

Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno.

 

lateralG3.2