Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno
REGÍSTRATE GRATIS EN NUESTRO BOLETÍN

plg_search_docman
Search - Content

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Por: Javier Klus. Colaborador de Auditool

Nuestra historia se inicia en un estudio contable cerca de la medianoche, un Auditor está finalizando un informe cuando desde la oscuridad un resplandor ilumina el cuarto, una persona aparece de la nada y ahí mismo confiesa que viene del futuro, precisamente del año 2030, en ese año las máquinas han tomado el control de la auditoría y una especie de inteligencia artificial es la que realiza todas las auditorías del mundo, unos pocos auditores rebeldes todavía siguen luchando con esa legión de bot que han tomado el control de todo el mundo de la auditoría.

La misión de esta persona del futuro es evitar que en el año 2019 una inteligencia artificial surja y sea activada, la cual en pocos años logrará emitir sus propias opiniones sobre auditoría, en ese momento la auditoría como la conocemos se habrá extinguido.

Como verán la historia es similar a la saga de Terminator, película en la cual en un futuro cercano las máquinas tomaban el control del planeta, en este caso, si miramos las nuevas tendencias disruptivas de la digitalización nos podemos preguntar lo mismo, en un futuro cercano ¿hay vida para los “auditores humanos”?

Mi intención no es ser futurólogo, pero acá les dejo mi análisis sobre esta nueva revolución que está impactando de forma disruptiva a la auditoría.

Los bot están llegando:

Ya es un hecho que los grandes estudios contables y empresas de primera línea están invirtiendo en tecnología que les permita depositar en bot (programas que pueden ejecutar o realizar acciones simples) la realización de actividades repetitivas, las ventajas son palpables, rapidez en la ejecución de las tareas y eficiencia (un bot no se cansa, no se distrae, etc.).

Actividades repetitivas como  el análisis de conciliaciones de cuentas en auditorias bajo SOX, se pueden estandarizar a través de estos bot, es decir, a través de realizar un programa específico podemos lograr que el bot baje las conciliaciones alojadas en una aplicación, las clasifique en carpetas, si existe algún tipo de firma electrónica que valide que esa conciliación fue revisada, el programa puede dividir el conjunto de conciliaciones entre aquellas que tienen este tipo de autorización y aquellas que no la tienen.  Y lo que es más importante, este trabajo lo puede realizar las 24 horas del día, por lo que probablemente en uno o dos días realice el trabajo que una persona hace en una semana, por ejemplo.

Todo lo ve:

La masividad de datos es una problemática de los tiempos actuales, bajo otras condiciones sería imposible analizar la totalidad de los datos, ahora bien, la existencia de programas que permiten virtualmente ver la totalidad de los datos y con base a esto lograr encontrar patrones de comportamiento que puedan ser utilizados para la auditoría es algo que las nuevas tecnologías de Big Data e IA están permitiendo.  Esos patrones de comportamiento pueden permitir detectar fraudes, que a los ojos de un “auditor humano” prácticamente sería imposible.  Un ejemplo de esto es poder analizar en pocos minutos todo el universo de asientos generados por la organización y registrar patrones anómalos de todo tipo, muchos de ellos de otra forma indetectables

La gran amenaza

En un informe del Foro económico mundial podemos ver que los empleos contables y de auditoría están en el 7mo puesto de aquellos que tendrán el mayor descenso,

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-12-16/futuro-trabajo-2018-foro-economico-mundial_1617117/

Esto significa lisa y llanamente que nuestra profesión es una de las más amenazas por esta llamada 4ta. Revolución industrial, por lo tanto, uno de los mayores desafíos es lograr reinventar la profesión a los fines de poder convertir esta amenaza en una oportunidad.

¿Qué es lo que viene?

  • Si hemos visto los apartados anteriores, las nuevas tecnologías están permitiendo al auditor delegar tareas repetitivas, necesarias pero que consumen tiempo en programas que bien definidos seguramente realizarán su trabajo de forma más eficaz y eficiente.  Por lo tanto, ya no podremos pensar en equipos de auditoría numerosos ejecutando pruebas de detalle y/o procedimientos muchas veces tediosos pero necesarios.  Estas tareas en un futuro cercano serán realizadas a través de bot e IA,
  • La generación de datos en las empresas es una función exponencial, y como en la película Matrix, el auditor debe tener los skills para poder ver esa matriz en su totalidad y poder detectar las anomalías, ¿qué significa esto?, la existencia de auditores enfocados en bigdata imagino yo, será una realidad y una necesidad para estos tiempos.  Personas con experiencia y conocimiento para poder relacionar grandes volúmenes de datos de tal forma de poder encontrar anomalías o dicho de otra forma “poder encontrar una aguja en un pajar” serán requeridos,
  • Estamos llegando al momento en que el valor diferencial del auditor será su juicio profesional y subjetividad, eso es algo que hasta el momento la más avanzada inteligencia artificial no puede brindar.  Tenemos la capacidad de analizar una situación y en base a nuestra experiencia, juicio profesional y análisis del contexto poder determinar si finalmente una determinada situación es una excepción que merece ser analizada o finalmente debe ser descartada.  Nuestro rol se empieza a situar en la pirámide del proceso de auditoría, en el momento de las decisiones y no en el momento de la ejecución.  El enfoque que le daremos a la auditoría y el análisis del contexto para determinar los riesgos asociados serán aspectos que todavía seguirán siendo potestad del auditor.  Aunque si es cierto que esteremos hablando de equipos de auditoría más reducidos, pero podemos decir “de alto rendimiento”

Como hemos visto, estamos en un momento de inflexión para la Auditoría, pero las noticias no son tan malas como parece, lo que si es cierto que deberemos adaptarnos, deberemos incorporar las nuevas tecnologías y será el momento de demostrar a nuestros “Stakeholders” que los auditores humanos son los que terminan dándole valor y sentido a la auditoría. 

 

Javier Klus

Gerente de Auditoría de una firma internacional de auditoría, especialista en Auditoría Interna, Control Interno, Auditoría, Evaluación de Riesgos, Riesgo Financiero, SOX, Gestión de Riesgo, Gestión de Proyectos, Riesgo Operacional. (Universidades Pontificia Universidad Católica Argentina, Instituto de Auditores Internos, Universidad Politécnica de Madrid, Universidad Argentina de la Empresa).

Buenos Aires, Argentina

 

 


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

📰 SUSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN

Mantente actualizado de los que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno. 

lateralG3.2

lateralG3.2