Identificarse


0
Comparte:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Por: CP Iván Rodríguez. Colaborador de Auditool 

Tips para tener una mejor ejecución del trabajo de auditoría

Los auditores deben atender clientes de diferentes industrias y sectores. En función del tamaño del cliente, la complejidad y otros factores, hay una gran variedad de circunstancias que deben tenerse en cuenta al momento de ejecutar una auditoría. Cada vez que cada compromiso es específico, requiere un trabajo personalizado en la planificación y los procedimientos que se basa en una evaluación de riesgos bien realizada, no obstante que existan ciertos parámetros comunes. A continuación, algunos tips para lograr una mejor ejecución del trabajo con cada cliente:

Claridad sobre las normas

Dependiendo de la industria o sector, hay una variedad de normas que deben cumplirse, por lo que es necesario adaptar el trabajo a diferentes conjuntos de estándares. El plan de auditoría para una contratación de una empresa pública tiene diferencias con un plan para una empresa privada. Hay que ser muy cuidadoso al verificar que normas deben cumplirse y en qué condiciones para evitar ejecuciones inapropiadas o incompletas.

Profundo conocimiento del cliente

Es posible que al tomar un nuevo cliente, el auditor o la firma ya hayan tenido clientes del mismo sector o industria. Sin embargo, esto no es garantía para evitar fallas en la ejecución. Hay que conocer las particularidades del cliente, para plantear el enfoque más acertado. El trabajo y la preparación comienzan antes de ejecutar los procedimientos sustantivos y de control e incluyen una cuidadosa revisión de los términos del compromiso, el alcance y las necesidades específicas del cliente, así como los riesgos significativos involucrados.

Especial atención a la comunicación

Debe haber una comunicación frecuente y por los canales apropiados, entre el equipo de auditoría y la alta administración del cliente, lo cual, ayuda a garantizar que los riesgos identificados durante la auditoría se aborden adecuadamente. Si hay una necesidad de cambiar el alcance de una auditoría o la evaluación de una cuenta en particular, eso se puede resolver rápidamente, siempre y cuando las líneas de comunicación se mantengan abiertas.

Evaluación de riesgos permanente

Es muy importante que la evaluación de riesgos sea un proceso reflexivo y que se continúe reuniendo evidencia a lo largo del compromiso. Un enfoque en los detalles ayuda a garantizar que la auditoría se escale adecuadamente y se adapte al cliente individual. Tal enfoque también ayuda a ahorrar tiempo durante las etapas posteriores del compromiso.

No hay que olvidar que la evaluación de riesgos es un proceso continuo y el equipo de auditoría debe tenerlo presente. Las circunstancias cambian de manera permanente y pueden ser muy diferentes al inicio del trabajo que al final o en el intermedio. De ahí la importancia de actualizar la evaluación de riesgos y la revisión de controles.

También es importante que el socio del compromiso trabaje en estrecha colaboración con el equipo, en la definición y evaluación de nuevas pruebas. Esto ayuda a garantizar que cualquier riesgo que pueda estar asociado con la nueva evidencia se valore adecuadamente.

Entender los procesos y los controles

El auditor debe entender los diversos procesos de los clientes, tales como los comerciales y financieros, para elaborar una sólida evaluación de riesgos. Esto contribuye a mejorar su enfoque sustantivo e identificar el riesgo potencial de inexactitud material, al comprender la manera en que el cliente procesa sus transacciones. De esta manera puede ofrecer una respuesta de auditoría más acertada a los riesgos identificados y puede retroalimentar la planeación con mayor acierto.

Planeación dinámica

Una de las partes más importantes del proceso de auditoría es la planeación. Algunas actividades se ejecutan al inicio, pero es conveniente revisar cuales de ellas deben revisarse con cierta periodicidad para efectuar los ajustes pertinentes, en función de los cambios ocurridos a lo largo del tiempo. Esto incluye lo siguiente:

  • Evaluar los riesgos del área específica a revisar.
  • Desarrollar y actualizar los programas de trabajo.
  • Acordar el alcance, las ubicaciones, los tamaños de las muestras y el período objeto de examen.
  • Desarrollar un formato de informe que sea efectivo.
  • Solicitar y recibir cierta información previa de la zona a revisar.
  • Acceder a información operativa, medidas de rendimiento, etc., sobre el área a revisar.
  • Revisar cualquier auditoría previa de esta área por parte de otras instancias de control, tales como reguladores, auditores externos y consultores.
  • Mantener conversaciones de planificación conjunta con la administración y los propietarios del proceso de la zona a revisar.

Revisión final de la evaluación del riesgo

Una vez se ha concluido la auditoría, el equipo de trabajo está listo para comunicar sus hallazgos a la administración, los socios o los directores de la empresa. Es en ese momento cuando hay que asegurase que toda la evidencia reunida responde a la evaluación de riesgos y es suficiente para expresar una conclusión. Si las áreas de riesgo significativo que se advirtieron al principio de ese proceso a los encargados del gobierno han cambiado, es necesario informar y tomar las medidas pertinentes.

Es posible que haya que incrementar el número de transacciones que se prueban en función de los problemas descubiertos o de un aumento del riesgo. Esto puede significar el diseño de una respuesta sustantiva completamente diferente. En todo caso, las conclusiones deben estar debidamente soportadas y corresponder con la evidencia recolectada.

Las anteriores consideraciones, si bien no son exhaustivas, si contribuyen a que el trabajo sea elaborado con mayor diligencia y se presenten resultados más fundamentados a los clientes, con lo que se logran auditorías con más calidad y profesionalismo.

 

CP Iván Rodríguez

Auditor y Consultor, Diplomado en Alta Gerencia de Seguros y Derecho de Seguros. Especialista en Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional, Diplomado en Gerencia de la Calidad, Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana, con 20 años de experiencia en diversas empresas. Amplia experiencia en la elaboración y ejecución de auditorías y revisorías fiscales. Dirección y ejecución de asesorías, consultorías y capacitaciones. Colaborador de Auditool

Bogotá DC, Colombia

 

 


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Es la Red Global de Conocimientos en Auditoría y Control Interno que le permite a los Auditores, tener acceso a metodologías de trabajo fundamentadas en buenas prácticas internacionales, entrenamiento en línea, listas de chequeo, modelos de papeles de trabajo, modelos de políticas, herramientas para la gestión de riesgos, entre otras. Permitiendo mejorar las prácticas de trabajo, ahorrando tiempo, creando y protegiendo valor en las organizaciones.
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información sobre cómo interactúa con nuestro sitio web y nos permiten recordarle. Utilizamos esta información para mejorar y personalizar su experiencia de navegación y para análisis y métricas sobre nuestros visitantes tanto en este sitio web como en otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, consulte nuestra Política de privacidad.

Si rechaza, su información no será rastreada cuando visite este sitio web. Se utilizará una sola cookie en su navegador para recordar su preferencia de no ser rastreada.