Identificarse


 

 

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

0
Comparte:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Por: CP Iván Rodríguez. Colaborador de Auditool 

En su trabajo, el auditor busca proporcionar una garantía independiente de que los procesos de gestión de riesgos, gobierno y control interno de una organización están funcionando apropiadamente. El ejercicio de supervisión sobre los actos de los administradores suele originar una cierta tensión entre el auditor y el administrador o cliente de auditoría.

El auditor tiene una cierta posición frente al comité de auditoría y en ocasiones sus informes y opiniones pueden generar controversia. Su visión acerca de los riesgos puede diferir de aquella expresada por la administración, lo que en conjunto conduce a que se presenten conflictos, pero no por ello la relación entre la auditoría y los administradores debe ser tensa. A continuación, algunas recomendaciones para mejorar la relación entre auditor – cliente y disminuir la tensión:

Fase de Planeación

Al elaborar el plan de auditoría, en cuanto sea procedente, se debe procurar la participación del auditado. Esto generará una mejor comprensión acerca del trabajo, su alcance y propósito. Los miembros de la administración que hayan sido partícipes del proceso de planeación serán más receptivos y conscientes de la labor de auditoría lográndose interesantes sinergias. Adicionalmente, el proceso se hace más transparente y se evitan sesgos e interpretaciones erróneas.

De otra parte, celebrar una reunión inicial de trabajo de manera formal, proporciona una oportunidad para que el equipo de auditoría explique las áreas clave del trabajo al auditado y como los resultados se constituyen en una manera de agregar valor. Debe aclararse que el trabajo no es una persecución y búsqueda de culpables de los errores sino fortalecer el control interno y lograr mejores en los procesos. Es una ocasión de obtener retroalimentación  del cliente acerca de sus expectativas, antes que se conviertan en dificultades. Mientras más claridad haya en la reunión, menos tensión habrá en ejecución del trabajo.

Fase de ejecución

La aplicación de procedimientos de auditoría tales como las entrevistas, la observación y la recopilación de evidencia que se llevan a cabo para obtener una comprensión del control interno, las actividades del cliente y el respaldo de las cifras, debe hacerse de una manera cuidadosa, evitando al máximo las interrupciones, respetando horarios y siendo agradecidos. Las aclaraciones en relación con los procedimientos son importantes, así como obtener la conformidad del auditado acerca del contenido, las características y los supuestos utilizados en el trabajo de campo.

La documentación debe reflejar claramente el trabajo realizado pues se constituirá en la prueba con que cuenta el auditor para respaldar su informe. Al poder justificar y probar los hallazgos presentados en los informes de auditoría, se reduce la tensión, pues la opinión no tiene carga de subjetividad.

El auditor debe respetar las normas profesionales que son aplicables. Al demostrar su uso, los clientes tienen menos opción de cuestionar los métodos y procedimientos empleados. Puede ser conveniente poner las normas en conocimiento de los auditados. Así mismo, el auditor también debe adherirse estrechamente a las políticas y procedimientos estándar del cliente, en cuanto no riñan con las normas y prácticas profesionales. Un incumplimiento dejaría al auditor en una posición cuestionable.

Fase de informes

El contenido de los informes de auditoría debe ser equilibrado. Si bien hay que reportar deficiencias y oportunidades de mejora, también es oportunidad para reconocer avances y mejoras en el sistema de control interno y en los procesos. De otra parte, las recomendaciones planteadas por el auditor deben poderse ejecutar con la oportunidad y con los recursos necesarios. Esto hará que haya una mayor receptividad y que la administración trabajes para su implementación. Si los esfuerzos se orientan en el mismo sentido, se reducen las tensiones. Por el contrario, las recomendaciones poco realistas o aquellas que no se pueden lograr con los recursos existentes, pueden generar frustración y crearán tensión entre el auditor y el auditado.

Hay que ser prudente en el uso del lenguaje. La redacción debe mostrar los hechos de manera objetiva y evitar incluir percepciones personales, así como expresiones inapropiadas. El auditor es responsable del contenido del informe de auditoría y, por lo tanto, debe ser muy cuidadoso al comunicar sus conclusiones. Es una buena práctica que un lector imparcial revise los borradores de informes de auditoría para asegurarse de que el contenido transmite lo que el auditor desea comunicar.

Las anteriores recomendaciones, en conjunto con un trabajo profesional, un sano escepticismo y una buena aplicación de habilidades blandas, permiten que el auditor aborde con éxito su labor.

 

CP Iván Rodríguez 

Auditor y Consultor, Diplomado en Alta Gerencia de Seguros y Derecho de Seguros. Especialista en Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional, Diplomado en Gerencia de la Calidad, Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana, con 20 años de experiencia en diversas empresas. Amplia experiencia en la elaboración y ejecución de auditorías y revisorías fiscales. Dirección y ejecución de asesorías, consultorías y capacitaciones. Colaborador de Auditool

Bogotá DC, Colombia


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a nuestra Escuela de Formación Online para Auditores, AuditU, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría y Control Interno, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

lateralG3.2

AuditX: Herramienta para Documentar Auditorías

AuditX es una herramienta desarrollada en Excel, lo que le permite integrarse de forma natural y perfecta con Microsoft Teams. Esta combinación brinda a los auditores una poderosa plataforma unificada para la ejecución, supervisión, documentación, comunicación, colaboración y almacenamiento de las auditorías en la nube.

lateraLS1

lateralDR2