Identificarse


0
Comparte:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Por: C.P. Iván Rodríguez. Colaborador de Auditool

Al concluir un trabajo de auditoría (y en el comienzo de un nuevo trabajo, para clientes recurrentes) el auditor efectúa una revisión general antes de emitir el informe. Una debida diligencia significa que el auditor ha buscado cualquier problema o situación que no se abordó durante la auditoría de los estados financieros y que puede tener un impacto en la forma en que las personas interpretan esos estados financieros.

Dentro de las revisiones más usuales, está el tema de eventos subsecuentes o posteriores a la fecha de cierre. Habrá casos en que estos eventos requieran ajustes de estados financieros y otros eventos requieren divulgación mediante notas a los estados financieros y revelaciones en el informe de auditoría.

También está el tema de los pasivos contingentes del cliente, que son situaciones existentes, tales como demandas, que dependen de un evento que aún no ha ocurrido. Otra parte de la debida diligencia es determinar si el cliente puede continuar como un negocio en marcha; esto es, si puede permanecer en el negocio por otro año.

Algunos ejemplos de las situaciones planteadas son los siguientes:

  • Un incendio en el almacén del cliente o una demanda de responsabilidad por productos después de la fecha del balance, pero antes de la emisión del informe. El cliente puede asumir que un evento como ese no tiene que incluirse en el informe de auditoría de este año, pero eso no es necesariamente cierto.
  • La quiebra de un tercero, para el cual el cliente de auditoría tiene una provisión por concepto de cuentas por cobrar. Este evento afecta las estimaciones contables del cliente de auditoría. Una vez conocida la situación, se requiere ajustar la provisión y el valor de las cuentas por cobrar, pues se confirma que la cantidad es realmente incobrable.
  • La compra o venta de un segmento de la empresa, las pérdidas debidas a un incendio o inundación, y las grandes ventas de acciones, no están en los libros antes de la fecha del balance y no tienen efecto directo en los estados financieros bajo auditoría. Sin embargo, si estos eventos son importantes (es decir, su inclusión o exclusión puede hacer que una persona razonable cambie su opinión sobre la información), tienen que ser divulgados.

La identificación de situaciones como las citadas, implica la realización de algún trabajo de investigación, similares a los que se mencionan:

  • Indagar a la alta dirección:

Esta es una buena fuente de información. El auditor debe preguntar si ha habido ajustes inusuales o alguna definición de temas que estaban pendientes a partir de la fecha del balance. Puede ser conveniente solicitar que la alta dirección responda por escrito con una carta de representación, que establece si se han producido eventos después de la fecha del balance que requieran un ajuste o divulgación en los estados financieros.

  • Consulta al Asesor legal:

Si su cliente tuvo algún litigio en curso en la fecha del balance, se debe verificar el estado de este proceso con el abogado.

  • Revisión de estados financieros intermedios:

La revisión de estados financieros intermedios, antes y después de la fecha de cierre, puede incluir información que debe contrastarse con otra evidencia, para determinar si hay sucesos por revelar y/o ajustar en estados financieros. Por ejemplo, si una empresa vende un segmento del negocio, este hecho debe reflejarse en las cifras de los estados intermedios.

  • Revisión de actas de junta o directorio

Ciertas decisiones o asuntos relevantes quedan documentadas en las actas de junta directiva o directorio. Compras, ventas, reclamaciones, indemnizaciones, etc., que deben ser revelados o incluso que pueden afectar los estados financieros, deben ser conocidas y evaluadas por el auditor.

Adicionalmente, el auditor debe revisar los procedimientos habituales que fueron aplicados, tales como circularizaciones o confirmaciones, revisiones analíticas, revisión de contratos, pólizas de seguros y otros, conforme a las circunstancias.

Una revisión final antes de emitir una opinión o informe, en conjunto con estos procedimientos y otros equivalentes, contribuye a mejorar la calidad del informe de auditoría.

 

C.P. Iván Rodríguez - 

Auditor y Consultor, Diplomado en Alta Gerencia de Seguros y Derecho de Seguros. Especialista en Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional, Diplomado en Gerencia de la Calidad, Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana, con 20 años de experiencia en diversas empresas. Amplia experiencia en la elaboración y ejecución de auditorías y revisorías fiscales. Dirección y ejecución de asesorías, consultorías y capacitaciones. Colaborador de Auditool

Bogotá D.C, Colombia


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

lateralG3.2

lateraLS1

lateralDR2

Sin conexión a Internet