Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno

REGÍSTRATE GRATIS EN NUESTRO BOLETÍN

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Por: Iván Rodríguez. Colaborador de Auditool

Actualmente, muchas empresas requieren elaborar informes integrados. En ocasiones, por requerimientos normativos y en otras, por considerarlo una sana práctica. Es importante que los auditores conozcan su contenido y las consideraciones para su preparación, de manera que sus evaluaciones y asesoría tengan valor agregado en relación con este tema.

De acuerdo con El Consejo Internacional de Reporting Integrado (IIRC[1] por sus siglas en inglés), el contenido de un informe integrado, es el siguiente:

  • Descripción de la organización y del entorno externo: ¿Qué hace la organización y cuáles son las circunstancias en las que opera?
  • Gobierno Corporativo: ¿De qué manera la estructura de gobierno corporativo de la organización apoya la capacidad de crear valor en el corto, medio y largo plazo?
  • Modelo de negocio: ¿Cuál es el modelo de negocio de la organización?
  • Riesgos y oportunidades: ¿Cuáles son los riesgos y las oportunidades específicas que afectan a la capacidad de la organización para crear valor?
  • Estrategia y asignación de recursos: ¿De dónde viene la organización, hacia dónde quiere ir, y cómo piensa llegar?
  • Desempeño: ¿En qué medida la organización alcanza sus objetivos estratégicos y cuáles son los resultados en términos que tengan efecto sobre los capitales?
  • Perspectiva: ¿A qué retos e incertidumbres puede enfrentarse la organización al desarrollar su estrategia?, y ¿Cuáles son las implicaciones potenciales para su modelo de negocio y desempeño futuro?

Los informes integrados pueden ayudar a las empresas a unir los informes regulatorios que tienen que preparar para diferentes organismos reguladores (por ejemplo SEC) y otros terceros interesados. Algunas recomendaciones para su elaboración son las siguientes:

Obtener el apoyo de la alta gerencia:

Los CEO y CFO generalmente comprenden el valor de los informes integrados y expresan un gran interés en comenzar. Sin embargo, aunque los directores generales de contabilidad, los principales asesores legales y los auditores internos generalmente comprenden la importancia de la presentación integrada de informes, están abrumados por las demandas del cumplimiento normativo y los plazos de presentación. Pero si la junta y el CEO son firmes en su compromiso, los informes integrados se harán realidad. Es necesario contar con el apoyo ejecutivo de arriba hacia abajo para que esto realmente suceda.

Emplear modelos de informes profesionales:

 Hay varias opciones disponibles para informes integrados, incluido el formato del IIRC, así como guías sobre indicadores clave de rendimiento (KPI) de asociaciones profesionales. El Marco IR (de IIRC) permite a las empresas alejarse de las consideraciones exclusivamente financieras y ayuda a centrarse en crear valor a largo plazo.

Elaborar un cronograma diferente a los plazos reglamentarios:

 Un cronograma escalonado de informes equilibra la carga de trabajo para las empresas y facilita la planeación para presentación de impuestos, informes de organismos reguladores otros requisitos legales. Habitualmente la reacción de las personas es no disponer de tiempo para esto, por estar inundadas de tareas pendientes. Por ello es conveniente programar el proceso de informes integrados y asignar la carga de trabajo, de manera que se pueda cumplir apropiadamente.

Identificar los componentes clave de la empresa para la creación de valor:

Un buen informe integrado debe incluir elementos críticos que aborden el modelo comercial de la compañía, la materialidad de los problemas que afectan la creación de valor y la participación de las partes interesadas. Debe haber equilibrio entre informar el contexto, pero conservar el reporte conciso.

Evitar la precaución excesiva:

 A algunas compañías les preocupa que al intentar hacer lo correcto e informar al público sobre sus iniciativas de creación de valor, puedan exponerse inadvertidamente a reclamos legales o revelar información confidencial que los competidores pueden usar. Si bien hay que considerar este tema, en general los riesgos potenciales son mucho menores de lo que se teme y por el contrario, puede haber beneficios probables y futuros, al preparar y presentar un buen informe.

No subestimar el interés de terceros e inversores.

Un informe no debe elaborarse pensando en quien solicita alguna información. Hay una oportunidad para promocionarse, proyectarse y brindar a los terceros alternativas de nuevos productos y/o servicios.

 

[1] El Consejo Internacional de Reporting Integrado es una coalición global de reguladores, inversores, empresas, reguladores de estándares, emisores de normas, profesionales contables y organizaciones no gubernamentales (ONGs) Tomado de: www.theiirc.org

 

C.P. Iván Rodríguez -           

Auditor y Consultor, Diplomado en Alta Gerencia de Seguros y Derecho de Seguros. Especialista en Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional, Diplomado en Gerencia de la Calidad, Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana, con 20 años de experiencia en diversas empresas. Amplia experiencia en la elaboración y ejecución de auditorías y revisorías fiscales. Dirección y ejecución de asesorías, consultorías y capacitaciones. Colaborador de Auditool

Bogotá D.C, Colombia

 

 


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

📰 SUSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN

Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno.

 

lateralG3.2

lateraLS1

lateralDR2