Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno

REGÍSTRATE GRATIS EN NUESTRO BOLETÍN

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Luego de entender la primera etapa donde se examinaban los resultados pasados y actuales del cliente; en esta segunda etapa se examinan las formas de dirección del cliente. Al comprender el rumbo que está tomando el negocio, se podrá enfocar la auditoría en aquellas partes de la organización que necesitan más atención.

Se debe examinar la dirección que adoptó el cliente teniendo en cuenta estas dos indicaciones:

  • A través de un conjunto de objetivos de negocios establecidos por la planeación estratégica.
  • A través de las estrategias que ha elegido para alcanzar dichos objetivos, siendo esta la manera en cómo se quieren lograr los objetivos, no las metas propiamente.

A continuación, se especifican los temas y actividades relacionadas con esta segunda etapa:

1. Identificar los objetivos de negocios del cliente: Existen tipos de objetivos que se deben aprender a diferenciar para una mayor comprensión

  • De operaciones: Se refieren al uso eficaz y eficiente de las operaciones, incluyendo metas y recursos.
  • De informes financieros: Relacionados con informes financieros que refieren a la preparación de estados financieros públicos y revelaciones confiables.
  • De cumplimiento: Se refieren al cumplimiento, ya sean de clientes, de leyes, de regulaciones, de contratos o de convenios.

Además, se debe tener claro en cada objetivo los factores críticos de éxito y sus indicadores de medición, componentes importantes siempre a considerar.

2. Comprender la estrategia del cliente: Se sabe que el conocimiento de la estrategia del cliente proporciona una base para nuestro enfoque de auditoría basado en el riesgo. También nos permite concentrar nuestros esfuerzos de identificación y análisis de riesgos en las áreas que presentan los riesgos de negocios más importantes.

Los objetivos principales son:

  • Comprender la estrategia básica
  • Entender los factores críticos de éxito
  • Comprender los indicadores clave de rendimiento, asociados con la estrategia

3. Comprender las estrategias a nivel corporativo: Al definir los alcances y las prioridades del análisis estratégico y del análisis de los procesos de negocio, se debe considerar la complejidad del negocio del cliente a fin de concentrar el enfoque de auditoría en dar prioridad a las unidades de negocios que presentan el mayor riesgo potencial y formarse una opinión preliminar de la cartera de riesgos relacionados con las unidades de negocios de la corporación.

Existen diversos tipos de alternativas estratégicas a nivel corporativo como son:

  • De crecimiento
  • De estabilidad
  • De reducción

Siendo todo esto parte importante en la comprensión de las estrategias estipuladas por el cliente en su negocio.

4. Comprender las estrategias de la unidad de negocio: Se entiende como unidad de negocios a un subsistema de la organización, que tiene un mercado, un conjunto de competidores y una misión diferente a las de otras unidades de la compañía. Es por esto que los gerentes de las unidades de negocios pueden elegir entre una variedad de estrategias genéricas para alcanzar sus objetivos propuesto. Es importante que familiarizarse con las estrategias para efectos de comunicación asertivas con el cliente, para poder considerar la naturaleza y el alcance de los procedimientos adicionales de auditoría.

5. Comprender las estrategias de las funciones y procesos: Una vez comprendidas las estrategias a nivel corporativo y de unidad de negocio, la gerencia establece también estrategias para cada una de las áreas funcionales y de procesos que conforman la organización, las cuales también deben ser analizadas y comprendidas en su totalidad para entender su alcance e impacto.

A continuación, exponemos un ejemplo de ciertas áreas presentes en una organización para comprender mejor este apartado:

  • Producción: Definir la calidad del producto en términos de funciones, características y uniformidad, con el fin de determinar un precio más acorde a lo ofrecido en el mercado.
  • Mercado: Realizar un sondeo para calcular el reconocimiento de la marca que permitirá identificar el posicionamiento en el mercado.
  • Tecnología: Establecer métodos que permitan la innovación en el empaque del producto a través de la tecnología presente en el mercado.
  • Financieras: A través de indicadores y regulaciones identificar cual es el impacto de los controles de riesgos financieros en la actividad financiera de la organización.

6. Comprender el proceso de administración estratégica del cliente: A la altura de esta parte del análisis, el auditor es capaz de establecer opiniones fundamentadas sobre la industria, los objetivos y estrategias, así como la capacidad del cliente para alcanzar sus objetivos al largo y corto plazo. En este punto se procede a intercambiar hipótesis e ideas con la gerencia sobre todo lo analizado en esta etapa.

Esta etapa es fundamental, pues todo auditor requiere comprender las estrategias de su cliente, a fin de establecer expectativas propias sobre los estados financieros de la compañía y sus revelaciones correspondientes para poder realizar un procedimiento analítico, certero y eficaz; siendo aplicable para auditores externos, evaluando de igual manera el enfoque de la auditoría.

 

Equipo Auditool 


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

📰 SUSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN

Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno.

 

lateralG3.2

lateraLS1

lateralDR2