Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno

REGÍSTRATE GRATIS EN NUESTRO BOLETÍN

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La documentación de la auditoría debe acumularse en un archivo de auditoría dentro de los 60 días posteriores a la fecha de publicación del informe. La documentación debe conservarse durante al menos cinco años, y la confidencialidad de la información del cliente debe mantenerse. No se deben eliminar elementos del archivo durante el período de retención. Cualquier cambio en la documentación de auditoría después de que la documentación haya sido ensamblada debe indicar la razón del cambio y cuándo y por quién se hicieron.

Después de 60 días de la publicación del informe de auditoría:

  • No se puede agregar nada al archivo de auditoría
  • Nada puede ser eliminado del archivo de auditoría
  • No se pueden realizar procedimientos adicionales

De otra parte, la preparación adecuada de los documentos de trabajo es fundamental para el desempeño de la auditoría. A menudo ocurre que en los juicios los contadores son criticados o penalizados no porque su trabajo fuera deficiente, sino porque sus documentos de trabajo no reflejaban el trabajo realizado. Es decir, hicieron el trabajo o consideraron los asuntos apropiados, pero no pudieron probarlo porque los documentos de trabajo proporcionaron documentación inadecuada. Estos contadores pagaron el precio a pesar de que aplicaron los procedimientos que eran apropiados en las circunstancias.

Si los documentos de trabajo no reflejan lo que se hizo, un tribunal puede no tener una base para concluir que se realizaron los procedimientos apropiados. El hecho de no documentar adecuadamente lo que se hizo, puede ser evaluado esencialmente como la falta de realización de los procedimientos apropiados. De hecho, históricamente, revisores pares han tomado la posición de "no documentado, no hecho". Los papeles de trabajo son cruciales después de la auditoría porque:

  • Proporcionan información sobre si la auditoría se llevó a cabo según lo planificado y si en las declaraciones se presentan de conformidad con los principios de contabilidad generalmente aceptados.
  • Demuestran evidencia de conformidad con las normas de auditoría para la revisión de supervisión, la práctica programas de monitoreo (por ejemplo, revisiones por pares), y para litigios, si es necesario.
  • Dejan una hoja de ruta para futuras auditorías

 


Equipo Auditool


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

📰 SUSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN

Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno.

 

lateralG3.2

lateraLS1

lateralDR2