Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno

REGÍSTRATE GRATIS EN NUESTRO BOLETÍN

ISSN IMPRESO: 2665-1696 - ISSN ONLINE: 2665-3508

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Nuevos desafíos para el auditor: Big data, análisis de datos, automatización.

La auditoría tradicional no ha presentado variaciones significativas en las últimas décadas. La información se toma de los documentos, registros y libros del cliente. Se efectúan análisis con base en un enfoque de riesgos o con un enfoque previamente definido. Para el caso de grandes empresas, se aplica muestreo, pruebas de recorrido, se copian documentos que constituyen evidencia y posteriormente, la gerencia de auditoría y los socios usan su juicio profesional y experiencia para decidir si los resultados declarados de una empresa muestran razonablemente lo que ha ocurrido en el año.

No obstante, con el análisis de datos, esto está cambiando. Si bien los contadores y auditores siempre han analizado los datos, desde los cursos introductorios sobre finanzas, que generalmente incluyen análisis de estados financieros y discusiones sobre lo que esto implica sobre el estado de la empresa, el tipo de análisis realizado está cambiando. Las firmas de auditoría ahora han desarrollado programas de análisis y visualización de datos que pueden evaluar poblaciones enteras, miles de transacciones en lugar de la pequeña muestra que se ha manejado históricamente. Esto también se puede hacer en una fracción del tiempo, lo que tiene diferentes implicaciones. Los programas y aplicativos suelen permitir la ubicación automática de las excepciones, lo que permite a los auditores identificar con facilidad resultados inusuales o posibles áreas de fraude. Y los resultados se pueden ver en una variedad de paneles de control fáciles de entender, lo que aumenta la posibilidad de que se detecten anomalías.

Un desafío que se presenta es la asociación de este nuevo análisis con el actual enfoque de auditoría basado en el riesgo y la obtención de evidencia suficiente y apropiada. Examinar todas las transacciones o todos los datos, en lugar de una muestra, ¿es apropiado? Las pistas de auditoría (logs) y los registros electrónicos ¿son evidencia clara? Aun más. ¿Son evidencia válida? Otro tema que representa un desafío, es el nivel de error aceptable. ¿Difiere mucho al analizar el 100% que una muestra? Es un tema válido para reflexionar.

En la fase de planificación, de acuerdo con las normas de auditoría, se emplea el análisis de datos para identificar áreas de riesgo y al aplicar procedimientos analíticos se efectúan cálculos para verificar la expectativa del auditor. No obstante, el énfasis actual al emplear el análisis de datos, es su uso como una herramienta adicional para ayudar a hacer el trabajo, como muchos otros métodos de auditoría.

De acuerdo con lo anterior y con el auge de la automatización ¿Se podrían reemplazar los auditores humanos por ser obsoletos? La respuesta es no. La tecnología representa un cambio en la manera de hacer las cosas, tanto en la contabilidad como en la obtención y procesamiento de la información. El proceso de auditoría, posiblemente en lugar de iniciar con un balance de prueba después de fin de año y profundizar en él, como se hace actualmente llevará a que se revisen datos y operaciones continuamente, para obtener valores y comportamientos atípicos y así efectuar un análisis más a fondo, casi en línea, lo que implicará que la auditoría esté casi terminada al final del período. Un nuevo desafío es comprender el conjunto de datos proporcionado, identificar qué anomalías pueden ser importantes e interpretar los resultados.

Pero, para mantenerse vigente, ¿Qué se requiere? Hay que entender claramente el proceso de preparación de los datos y el efectuar un profundo análisis exploratorio inicial. Esto implica que los auditores cuenten con una gran capacidad de interpretar y usar el juicio profesional. A pesar de la reputación, los contadores siempre han necesitado creatividad (junto con el pensamiento lógico y la resolución de problemas) para tener éxito, y estos rasgos se valorarán más que nunca en el futuro. Los contadores y auditores son expertos en negocios, y esto los diferenciará, ya que la automatización les permite centrarse en el análisis orientado a los problemas para resolver los problemas comerciales de sus clientes y hacer que sus negocios avancen. Una auditoría exitosa es un arte, no una ciencia; hay juicios difíciles de hacer: ¿Qué nivel de error es aceptable? ¿Las explicaciones de la gerencia son aceptables o no? Ninguna computadora puede concluir sobre estas cosas por sí misma.

Será necesario fortalecer las habilidades analíticas y blandas, comprender los modelos de negocios y los principios contables, usarlos para extraer lo que sería más relevante para el cliente y poder explicar lo que esto significa. Para ellos de una manera clara y constructiva será esencial, lo que no puede transmitir una máquina.

 

C.P. Iván Rodríguez -           

Auditor y Consultor, Diplomado en Alta Gerencia de Seguros y Derecho de Seguros. Especialista en Dirección Financiera y Desarrollo Organizacional, Diplomado en Gerencia de la Calidad, Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana, con 20 años de experiencia en diversas empresas. Amplia experiencia en la elaboración y ejecución de auditorías y revisorías fiscales. Dirección y ejecución de asesorías, consultorías y capacitaciones. Colaborador de Auditool

Bogotá D.C, Colombia


Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

📰 SUSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN

Mantente actualizado de lo que pasa en el mundo de la Auditoría y el Control Interno.

 

lateralG3.2

lateraLS1

lateralDR2