Identificarse  \/ 
x
x

x

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Significado en términos de auditoria, del negocio en marcha.

 

Esto significa o se plantea la hipotética situación si una Entidad continuará con su negocio en el futuro, en forma previsible. Los estados financieros de propósito general se preparan bajo la hipótesis de empresa en funcionamiento, salvo que la Dirección tenga la intención de liquidar la Entidad o cesar en sus operaciones, o bien no exista otra alternativa o posibilidad para desarrollar su negocio. Cuando la utilización de la hipótesis de negocio en marcha resulta apropiada, los activos y pasivos se registran partiendo de la base de que la entidad será capaz de realizar sus activos y de liquidar sus pasivos en el curso normal de los negocios, y de hecho las políticas contables sobre las que se preparan los estados financieros, están diseñadas para aplicarlas bajo la concepción del negocio en marcha. Si el auditor encuentra serias dudas sobre la capacidad de la Entidad para continuar como un negocio en marcha, tendrá que obtener evidencia suficiente y apropiada, discutirá con los responsables de la Dirección y el gobierno corporativo, su dictamen u opinión sobre los estados financieros tendrá una modificación sobre el informe estándar, con la revelación respecto de la falta de capacidad que tiene la Entidad para continuar operando, o las circunstancias en las que se encuentra para no lograr el propósito de negocio en marcha.

Responsabilidad de la valoración de la capacidad de la entidad para continuar como empresa en marcha.

Los marcos de información financiera contienen un requerimiento explícito de que la Dirección realice una valoración específica de la capacidad de la entidad para continuar como empresa en funcionamiento, así como normas relativas a las cuestiones que deben considerarse y a la información que debe revelarse en relación con el negocio en marcha. Por ejemplo, la Norma Internacional de Contabilidad NIC 1, requiere que la dirección realice una evaluación de la capacidad que tiene la entidad para continuar como empresa en funcionamiento. Los requerimientos detallados relativos a la responsabilidad de la Dirección de valorar la capacidad de la entidad para continuar como empresa en funcionamiento y la correspondiente información que se debe revelar en los estados financieros.

Lo anterior responsabilidad de la Dirección implica la formulación de un juicio, en un determinado momento, sobre los resultados futuros, inciertos por naturaleza, de hechos o de condiciones. Para la formulación de dicho juicio son relevantes los siguientes factores:

  • El grado de incertidumbre asociado al resultado de un hecho o de una condición aumenta significativamente cuanto más alejado en el futuro se sitúe el hecho, la condición o el resultado. Por este motivo, la mayoría de los marcos de información financiera que requieren una valoración explícita por parte de la Dirección, especifican el periodo respecto del cual la Dirección debe tener en cuenta toda la información disponible.

Por ejemplo, el efecto de la incapacidad de una entidad para pagar una deuda puede verse contrarrestado por los planes de la Dirección para mantener flujos de efectivo adecuados por medios alternativos, como la enajenación de activos, la renegociación de los préstamos o la obtención de capital adicional.

  • La dimensión y complejidad de la entidad, la naturaleza y las condiciones de su negocio, así como el grado en que los factores externos inciden en ella, afectan al juicio relativo a los resultados de los hechos o de las condiciones.
  • Cualquier juicio sobre el futuro se basa en la información disponible en el momento en que el juicio se formula. Los hechos posteriores al cierre pueden dar lugar a resultados incongruentes con los juicios que eran razonables en el momento en que se formularon.

Responsabilidades del auditor.

El auditor tiene la responsabilidad de obtener evidencia de auditoría suficiente y adecuada sobre la idoneidad de la utilización por parte de la Dirección de la hipótesis de negocio en marcha, para la preparación y presentación de los estados financieros, así como de determinar si existe alguna incertidumbre importante con respecto a la capacidad de la entidad para continuar operando. Esta responsabilidad existe aún en el caso de que el marco de información financiera utilizado para la preparación de los estados financieros no contenga un requerimiento explícito de que la Dirección realice una valoración específica del negocio en marcha, sin embargo, como se señala en la NIA 200, los posibles efectos de las limitaciones inherentes sobre la capacidad del auditor para detectar incorrecciones materiales son mayores con respecto a hechos o condiciones futuros que puedan dar lugar a que una entidad cese en su funcionamiento.

Procedimientos de auditoría, cuando se identifican hechos o condiciones relacionados con la hipótesis de negocio en marcha.

En caso que el auditor haya identificado hechos o condiciones que pueden generar dudas significativas sobre la capacidad de la entidad para continuar como negocio en marcha, el auditor debe asegurarse de obtener la evidencia necesaria para determinar si existe o no tal incertidumbre, mediante la aplicación de procedimientos de auditoría y teniendo en cuenta los factores mitigantes. Los pasos mínimos a seguir son:

  • Cuando la Dirección no haya realizado una valoración de la capacidad de la Entidad para continuar como empresa en funcionamiento, el auditor debe requerir a la dirección, de realizar dicha valoración.
  • La evaluación de los planes de la Dirección en cuanto a actuaciones futuras relacionadas con su valoración relativa a la empresa en funcionamiento: i) si es probable que el resultado de dichos planes mejore la situación; ii) si los planes de la dirección son factibles teniendo en cuenta las circunstancias.
  • Cuando la entidad haya preparado un pronóstico de flujos de efectivo y el análisis de dicho pronóstico sea un factor significativo a la hora de tener en cuenta el resultado futuro de hechos o de condiciones en la evaluación de los planes de la dirección con respecto a actuaciones futuras:]
  • a. la evaluación de la fiabilidad de los datos subyacentes generados para preparar el pronóstico; y 
    b. la determinación de si las hipótesis en las que se basa el pronóstico están adecuadamente fundamentadas.
  • Solicitud de manifestaciones escritas a la dirección y, cuando proceda, a los responsables del gobierno de la entidad, en relación con sus planes de actuación futura y con la viabilidad de dichos planes.

Obtener las conclusiones y considerar impacto en informe de auditoría

El auditor concluirá si, a su juicio, existe una incertidumbre material relacionada con hechos o condiciones que, individual o conjuntamente, pueden generar dudas significativas sobre la capacidad de la entidad para continuar como negocio en marcha. Este análisis requiere de la participación del Socio ó líder responsable de la Auditoria, no es una responsabilidad menor, por lo tanto no se debe delegar a personal que apoya los procesos de auditoria.

Es material la incertidumbre, cuando la magnitud de su impacto potencial y la probabilidad de que ocurra son tales que, a juicio del auditor, es necesaria una adecuada revelación de información sobre la naturaleza y las implicaciones de la incertidumbre para:

i) La presentación fiel de los estados financieros, en el caso de un marco de información financiera de imagen fiel o
ii) Que los estados financieros no induzcan a error, en el caso de un marco de cumplimiento.

Incertidumbre materia, impacto en opinión: Cuando la revelación no es adecuada:

  • En caso que si se revele adecuadamente:
    El auditor expresará una opinión no modificada (opinión estándar), en el párrafo de énfasis, posterior al párrafo de opinión, el auditor incluirá la mención a la incertidumbre en relación con la situación de negocio en marcha, y hará referencia a la nota de revelación en donde la Dirección de la Entidad ha descrito el evento y con todo el contexto.

  • En caso que no se revele:
    El auditor debe emitir una opinión con salvedades (opinión modificada), y consecuentemente en el párrafo que antecede al párrafo de la opinión, debe justificar la razón o motivación (ese párrafo previo a la opinión se llama “Fundamento de la opinión con salvedades”. Se deberá comentar todo lo relacionado con la situación de incertidumbre y que además no fue adecuadamente revelado la situación o evento.

Lista de chequeo o de seguimiento para identificar factores de riesgo respecto del negocio en marcha en una Entidad.

Aspectos sobre el desempeño Financieros:

  • Saldo del patrimonio neto negativa. En algunos países existe legislación para considerar quiebra técnica respecto de la disminución del patrimonio neto.
  • Préstamos a plazo fijo próximos a su vencimiento sin perspectivas realistas de ser pagados o renovados; o dependencia excesiva de préstamos a corto plazo para financiar activos a largo plazo.
  • Indicios de retirada de apoyo financiero por los acreedores. 
  • Se obtiene recurrentemente lujos de efectivo negativos en las actividades de operación.
  • Indicadores financieros clave desfavorables. 
  • Deterioro significativo del valor de los activos utilizados para generar flujos de efectivo. 
  • Atrasos en los pagos de dividendos o suspensión de estos. 
  • Incapacidad de pagar deudas a los proveedores. 
  • Incumplimiento en el pago de los beneficios a empleados, o retrasos en los hábitos de pago.

Aspectos sobre el desempeño de la Operación:

  • Retiro (renuncia) de los miembros de la Dirección, sin ser sustituidos.
  • Intención de la Dirección de liquidar la entidad o de cesar en sus actividades.
  • Pérdida de un mercado importante, de uno o varios clientes clave, de una franquicia, de una licencia o de uno o varios proveedores principales.
  • Dificultades laborales (huelgas, sindicatos, sabotajes, etc.).
  • Escasez de suministros o materia prima importantes.
  • Aparición de un competidor de gran éxito.
  • Pérdida de competitividad.

Aspectos externos:

  • Procedimientos legales o administrativos pendientes contra la entidad que, si prosperasen, podrían dar lugar a reclamaciones que es improbable que la entidad pueda satisfacer.
  • Cambios en las disposiciones legales o reglamentarias o en políticas públicas que previsiblemente afectarán negativamente a la entidad.
  • Catástrofes sin asegurar o aseguradas insuficientemente cuando se producen.
  • Regulación de precios, o desplome de la cotización del precio cuando está regulado por una bolsa en el mercado.

Importante que el auditor aplique sus procedimientos y análisis respecto de la hipótesis de negocio en marcha, desde las etapas iniciales de su auditoria, no es presentable ante la Dirección, y los Accionistas llegar a último momento con un planteamiento de esta naturaleza, al cierre del período de la auditoria. Es conveniente estar informando a la Dirección y miembros de gobierno corporativo sobre todos los indicios que se vayan identificando, en particular sobre los de negocio en marcha.


Regístrese para que pueda comentar este documento

Más Leídas

lateralG3.2

lateraLS1

lateralDR2