Comunicación de deficiencias significativas de control interno según la NIA 265

facebook Share on Facebook

En el curso de la auditoría y como resultado del conocimiento de la entidad y de sus sistemas de control, el auditor puede identificar deficiencias y deficiencias significativas en el control interno de la empresa.

De acuerdo a la NIA 265.6 una deficiencia en el control interno se da cuando “no existe un control necesario para prevenir, o detectar y corregir, oportunamente incorrecciones en los estados financieros” o cuando “un control está diseñado, se implementa u opera de forma que no sirve para prevenir, o detectar y corregir incorrecciones en los estados financieros oportunamente”. También conforme a esta NIA,  se tiene que una deficiencia significativa en el control interno es aquella que según el juicio profesional del auditor, es lo suficientemente importante para merecer la atención de los responsables del gobierno de la entidad.

En el caso de que el auditor identifique deficiencias que sean significativas individualmente o de manera agregada, tiene la obligación de comunicarlas oportunamente y por escrito a los responsables del gobierno de la entidad y a la administración.

Para determinar si las deficiencias son significativas el auditor puede tener en cuenta, entre otros, los siguientes aspectos:

  • La probabilidad de que las deficiencias den lugar a futuras incorrecciones materiales en los estados financieros.
  • La exposición del activo o pasivo a pérdida o fraude.
  • Las cantidades en los estados financieros que podrían estar afectadas por las deficiencias.
  • La causa y la frecuencia de las excepciones detectadas como consecuencia de las deficiencias.
  • La interacción de la deficiencia con otras deficiencias.

Por otra parte, conforme a la NIA 265.11 el auditor debe incluir en la comunicación escrita sobre las deficiencias significativas en el control interno, lo siguiente:

  • Una descripción de las deficiencias y una explicación de sus posibles efectos.
  • Información suficiente para permitir a los responsables del gobierno de la entidad y a la Dirección comprender el contexto de la comunicación.

En especial, el auditor explicará que:

  • El propósito de la auditoría fue que el auditor expresara una opinión sobre los estados financieros.
  • La auditoría tuvo en cuenta el control interno relevante para la preparación de los estados financieros con el fin de diseñar los procedimientos de auditoría adecuados a las circunstancias, y no con la finalidad de expresar una opinión sobre la eficacia del control interno.
  • Las cuestiones sobre las que se informa se limitan a las deficiencias que el auditor ha identificado durante la realización de la auditoría y sobre las que el auditor ha llegado a la conclusión de que tienen importancia suficiente para merecer ser comunicadas a los responsables del gobierno de la entidad.

Referencias:

IFAC Norma Internacional de auditoría NIA 265.


Imprimir Correo electrónico