Identificarse  \/ 
x
x

x

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 Al establecer la estrategia general de auditoría debemos determinar la materialidad. El concepto de materialidad lo aplicamos tanto en la planeación como en el desarrollo de la auditoría

, y en la evaluación del efecto de los errores identificados en la auditoría y, si corresponde, de los errores no corregidos en los estados financieros y para formar nuestras opiniones de auditoría.

La materialidad y el riesgo de auditoría se consideran durante toda la auditoría, específicamente, para:

  1. Identificar y evaluar los riesgos de error material
  2. Determinar la naturaleza, la oportunidad y el alcance de los procedimientos de auditoría adicionales, y
  3. Evaluar el efecto de los errores no corregidos, si corresponde, en los estados financieros y para formular la opinión en el informe del auditor.

Conceptos básicos:

  • Materialidad de desempeño: es el monto o montos que establecemos por debajo de la materialidad de los estados financieros tomados en conjunto para reducir a un nivel adecuadamente bajo la probabilidad de que la suma de los errores no corregidos y no detectados exceda de la materialidad de los estados financieros tomados en conjunto.
  • Materialidad del componente: es la materialidad de un componente según la determina el equipo de trabajo del grupo para fines de la auditoría del grupo.
  • Materialidad de desempeño a nivel de componente: es el monto o montos establecidos por debajo de la materialidad del componente, y por debajo de la materialidad de desempeño a nivel de los estados financieros del grupo para la información financiera de un componente, para reducir a un nivel adecuadamente bajo la probabilidad de que la suma de los errores no corregidos y no detectados en la información financiera del componente exceda de la materialidad del componente. Esta materialidad la determina el auditor del componente y el equipo de trabajo del grupo evalúa lo adecuado de ese monto para fines de la auditoría del grupo.
  • Materialidad menor de una cuenta / revelación significativa: es el monto o montos que establecemos por debajo de la materialidad de los estados financieros tomados en conjunto si, en las circunstancias específicas de la entidad, existen una o más cuentas o revelaciones significativas en particular para las que podría esperarse razonablemente que los errores de montos menores a la materialidad de los estados financieros tomados en conjunto influyan en las decisiones económicas de los usuarios, tomadas en base a los estados financieros. El nivel o niveles menores de materialidad de las cuentas / revelaciones significativas se aplican a esas cuentas o revelaciones significativas en particular.
  • Riesgo agregado: es la probabilidad de que la suma de los errores no corregidos y no detectados en los estados financieros (y, si corresponde, las cuentas o revelaciones significativas) exceda de la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto (y, si corresponde, una materialidad menor para las cuentas / revelaciones significativas). A medida que el riesgo agregado aumenta, la materialidad de desempeño disminuye. Así mismo, el riesgo agregado del grupo es el riesgo de que la suma de los errores no detectados y no corregidos en los estados financieros del grupo exceda de la materialidad para los estados financieros del grupo tomados en conjunto.
  • Cuenta no significativa material: es una cuenta no significativa que equivale o excede de la materialidad.

La NIA 330 requiere, independientemente de los riesgos evaluados de error material, que diseñemos y hagamos procedimientos sustantivos para cada: a) cuenta no significativa que sea mayor que la materialidad y para cada revelación material, y b) rubro de los estados financieros que sea mayor que la materialidad y para el que no hayamos identificado al menos una cuenta significativa o cuenta no significativa material.

La NIA 320 establece que los marcos de referencia para la emisión de información financiera normalmente discuten el concepto de la materialidad en el contexto de la preparación y la presentación razonable de los estados financieros. Aunque los marcos de referencia para la emisión de información financiera pueden discutir la materialidad en términos diferentes, estos generalmente explican que:

  • Los errores, incluyendo las omisiones, se consideran materiales si podría esperarse que estos, individualmente o tomados en conjunto, pudiesen influir en las decisiones económicas de los usuarios tomadas en base a los estados financieros
  • Los juicios sobre la materialidad se hacen en vista de las circunstancias del entorno, y son influenciados por el tamaño o la naturaleza de un error, o una combinación de ambos, y
  • Los juicios sobre los asuntos que son materiales para los usuarios de los estados financieros se basan en una consideración de las necesidades comunes de información financiera de los usuarios como grupo. No se considera el posible efecto de los errores en los usuarios individuales específicos, cuyas necesidades pueden variar significativamente.

La determinación de la materialidad es un asunto de juicio profesional y es influenciada por nuestra percepción de las necesidades de información financiera de los usuarios de los estados financieros. En este contexto, es razonable que supongamos que los usuarios:

  • Tienen un conocimiento razonable del negocio y de las actividades económicas y de contabilidad y están dispuestos a analizar la información en los estados financieros con una diligencia razonable
  • Entienden que los estados financieros se preparan, presentan y auditan a los niveles de materialidad
  • Reconocen las incertidumbres inherentes a la medición de montos basados en el uso de estimaciones, juicio y la consideración de eventos futuros, y
  • Toman decisiones económicas razonables en base a la información en los estados financieros.

La materialidad determinada cuando se planea la auditoría no necesariamente establece un monto por debajo del cual los errores no corregidos, tanto de manera individual como tomados en conjunto, siempre se evaluarán como inmateriales. Las circunstancias relacionadas con ciertos errores pueden hacer que los evaluemos como materiales incluso si estos están por debajo de la materialidad.

Los siguientes son los pasos para determinar la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto:

  • Determinar los parámetros que influyen en las decisiones económicas de los usuarios como grupo, incluyendo el parámetro que servirá de punto de referencia
  • Determinar los montos de los parámetros
  • Determinar la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto, considerando los parámetros y los factores cualitativos.

Los parámetros son elementos de los estados financieros que influyen en las decisiones económicas de los usuarios como grupo, por lo tanto debemos determinar qué parámetro servirá de punto de referencia; este último es el parámetro que más influye en las decisiones económicas de los usuarios como grupo. Hay que efectuar un análisis adecuado al tomar la decisión, teniendo en cuenta que el punto de referencia seleccionado debe reflejar estabilidad.

Se debe dejar bien documentado el juicio profesional considerado en la determinación del parámetro y el punto de referencia, teniendo en cuenta los factores cuantitativos y cualitativos.

Los parámetros pueden ser netos, como la utilidad (pérdida) antes de impuestos y el activo neto, o pueden ser brutos como el total de activos, total de ingresos y total de gastos.

Para determinar los parámetros, consideramos lo siguiente:

  • Los elementos de los estados financieros.
  • Si existen partidas en las que tiende a concentrarse la atención de los usuarios de los estados financieros de la entidad específica
  • La naturaleza de la entidad, dónde está la entidad en su ciclo de vida, y la industria y el ambiente económico en que opera la entidad, y
  • La estructura de propiedad de la entidad y la manera en que está financiada.

Por lo general se debe aplicar el mismo punto de referencia usado en la auditoría anterior, sin embargo si esté cambió debido a situaciones específicas, debemos documentar el juicio aplicado sobre el cambio, si el cambio es significativo en el monto de materialidad, o si el cambio es significativo en la materialidad como porcentaje del punto de referencia.

Las consideraciones que se toman en cuenta para fines de determinar los parámetros también se toman en cuenta para determinar el punto de referencia, siempre concentrándose en qué parámetro es el que más influye en las decisiones económicas de los usuarios como grupo y la estabilidad de ese parámetro.

En relación con la estimación de los montos de los parámetros, los datos financieros relevantes normalmente incluyen los resultados financieros y la situación financiera del período anterior, los resultados financieros y la situación financiera del período hasta la fecha, y los presupuestos o proyecciones para el período actual, ajustados por los cambios significativos en las circunstancias de la entidad y los cambios relevantes de las condiciones en la industria o del ambiente económico en que opera la entidad.

Determinar el porcentaje que debe aplicarse a un punto de referencia seleccionado requiere el ejercicio de juicio profesional. Existe una relación entre el porcentaje y el punto de referencia seleccionado, de manera que el porcentaje aplicado a la utilidad antes de impuestos de las operaciones continuas normalmente es mayor que el porcentaje aplicado al total de ingresos. Por ejemplo, podemos considerar que un cinco por ciento de la utilidad antes de impuestos de las operaciones continuas sea adecuado para una entidad orientada a las utilidades en una industria de manufactura, mientras que podemos considerar que el uno por ciento del total de ingresos o del total de gastos sea adecuado para una entidad sin fines de lucro. Sin embargo, pueden considerarse adecuados porcentajes mayores o menores según las circunstancias.

Debemos determinar el monto real del punto de referencia, y debemos determinar si tenemos que modificar la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto, y/o, consecuentemente, la materialidad de desempeño.

Determinar la materialidad de desempeño

La materialidad de desempeño se establece en menos de la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto para reducir a un nivel adecuadamente bajo la probabilidad de que la suma de los errores no corregidos y no detectados en los estados financieros exceda de la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto. A esa probabilidad se hace referencia como el “riesgo agregado”.

La determinación de la materialidad de desempeño no es un simple cálculo mecánico y requiere el ejercicio de juicio profesional. Se ve afectada por nuestro entendimiento de la entidad, se actualiza durante la realización de los procedimientos de evaluación de riesgo; y la naturaleza y el alcance de los errores identificados en auditorías anteriores y, por lo tanto, nuestras expectativas en relación con los errores en el período actual.
Debemos determinar la materialidad de desempeño para fines de evaluar los riesgos de que ocurran errores materiales y determinar la naturaleza, la oportunidad y el alcance de los procedimientos de auditoría adicionales.

Debemos usar la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto como punto de partida para determinar la materialidad de desempeño. La materialidad de desempeño requiere ejercer juicio profesional y no puede exceder del 75 por ciento de la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto.

Debemos documentar:

  • El monto de la materialidad de desempeño
  • La materialidad de desempeño como porcentaje de la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto, y
  • Los factores considerados en la determinación de la materialidad de desempeño.

Al determinar la materialidad de desempeño, debemos tomar en consideración la naturaleza, causa (en caso de conocerla) y monto de los errores que se acumularon en las auditorías de los estados financieros de períodos anteriores.

Si existe una o más cuentas o revelaciones significativas específicas de las cuales existan errores que sean por montos inferiores a la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto y que podría esperarse razonablemente que influyan en las decisiones económicas de los usuarios tomadas con base en los estados financieros, también debemos determinar el nivel de materialidad que deba aplicarse a dichas cuentas o revelaciones significativas específicas.

Determinar la materialidad y la materialidad de desempeño menores para ciertas cuentas/revelaciones significativas, cuando corresponda

La necesidad de una materialidad menor para la cuenta / revelación significativa puede ocurrir con poca frecuencia; sin embargo, puede que sea adecuado en ciertas circunstancias. La materialidad de desempeño relacionada con una materialidad menor para la cuenta / revelación significativa se establece para reducir a un nivel adecuadamente bajo la probabilidad de que la suma de los errores no corregidos y no detectados en esa cuenta significativa o revelación en particular exceda de la materialidad menor de la cuenta / revelación significativa.

Debemos documentar el monto menor de la materialidad de la cuenta/revelación significativa, si corresponde, para cada cuenta o revelación significativa específica y los factores considerados en su determinación.

Modificación de la materialidad

Es posible que haya que modificar la materialidad para los estados financieros tomados en conjunto (y, si corresponde, la materialidad menor para la cuenta / revelación significativa) como resultado de:

  • Un cambio en las circunstancias que ocurrió durante la auditoría.
  • Nueva información, o
  • Un cambio en nuestro entendimiento de la entidad y sus operaciones como resultado de efectuar procedimientos adicionales de auditoría.

 

Equipo Auditool


Regístrese para que pueda comentar este documento

Más Leídas

lateralG3.2

lateraLS1

lateralDR2