Identificarse


0
Comparte:

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Por: Marco Bonilla. Colaborador de Auditool

Los estados financieros son el punto de partida y final del proceso de auditoría, por lo que entenderlos y tener claridad de su contenido, garantiza resultados objetivos a los interesados.
Se constituyen en el primer y principal referente para auditar, y es sobre estos estados que le es posible al equipo auditor formular la planeación desde su alcance, conformación del grupo interdisciplinario, selección de las pruebas, y objetivos primarios, entre otros.

Al ser requeridos los estados financieros de manera comparada de un año a otro, posibilita establecer los primeros indicios sobre el comportamiento de los recursos de la empresa, así como establecer a primera vista cambios significativos que serán motivo de estudio profundo en el proceso auditor a acometer. De esta actividad nace el hecho que ante la lectura, análisis e interpretación de la información, el auditor hace posible un diagnóstico del actuar de la empresa, y posibilita fijar pautas para señalar un derrotero a seguir en su trabajo de auditoría.

Por lo anterior, tenga en cuenta:

  1. Propiciar una reunión entre el grupo auditor y el departamento o área de contabilidad, como punto de partida para tener claro la estructura y operación de la organización en el manejo y registro de la operación contable.
  2. Definición de PUC propio según el tipo.
  3. Los estados financieros, para que sean auténticos y oficiales, deben estar refrendados por el representante legal, contador público y, según el caso, por el revisor fiscal.
  4. Deben ser formulados de manera comparativa, es decir, con cifras del año objeto de auditoría y las cifras del año inmediatamente anterior.
  5. La ecuación contable este cuadrada.
  6. Los activos y pasivos se presentan clasificados según su realización a corto o largo plazo.
  7. Las cuentas valuativas se presentan por su valor acumulado respectivo.
  8. En los estados financieros no deben aparecer operaciones con naturaleza contraria a la cuenta.
  9. Como soporte y fuente de consulta, la empresa debe contar y proveer al grupo auditor del manual de contabilidad de la entidad, donde señale:

    • Nomenclatura contable.
    • Dinámica de las cuentas.
    • Diagramación del flujo del proceso contable.
    • Mapa de riesgo del proceso contable.
    • Normograma contable.

    Debe estar socializado y actualizado.

  10. Relación y conocimiento de los sistemas de información y medios automáticos para la recopilación de los datos y registros contables.
  11. Los estados financieros deben venir acompañados de las notas explicativas a los estados financieros como parte integral, con los requisitos establecidos en disposiciones vigentes, entre otras, con las siguientes condiciones:

    • Los administradores son los responsables de su preparación.
    • Deben contener las políticas y las prácticas contables.
    • Los diferentes rubros registrados en los estados financieros deben corresponder a la nomenclatura señalada en el Plan Único de Cuentas (PUC) de su correspondiente sector o actividad.
    • Deben presentar las cifras comparativas de los dos últimos años.
    • En cada rubro de los estados financieros se señala el número de la nota explicativa, la cual debe guardar correspondencia con las notas explicativas.
    • Limitaciones y deficiencias generales de tipo operativo o administrativo.
    • Efectos y cambios significativos en la información contable.
    • Información específica sobre métodos de valuación, provisiones, amortizaciones y depreciaciones.
    • Descripción de los principales y materiales eventos sucedidos en el negocio, con impacto representativo en cada uno de los rubros del balance y del estado de resultados.

  12. Sus saldos, al final de cada período, deben ser confirmados, conciliados, valorados y/o inventariados con las áreas fuente.

Así las cosas, miremos cómo a través del estudio de los estados financieros podemos generar como auditores resultados que no solo se traducen en determinar sobre la razonabilidad de las cifras, sino que la tarea vaya más allá, es decir conceptuar sobre la gestión, el cumplimiento normativo (legalidad), los resultados, la calidad del control interno y lo que es más importante, el cumplir con la misión de la organización, pues la observancia de estos factores garantiza la opinión expresada, tipificándose de esta manera una auditoría integral.

Y es que a través de las cifras plasmadas, certificadas y avaladas por sujetos competentes como el contador y el representante legal, podemos determinar toda una serie de condiciones que representan la manera como se administra y se mejoran los procesos, se manejan las finanzas, se cuida el capital de los socios, se garantiza el cumplimiento de las obligaciones, entre ellas, las fiscales o tributarias, seguridad social, laborales; se manejan, registran y custodian los recursos y que de sus resultados, igualmente integrales, se producen informes que llaman a mejorar la gestión y los resultados como fundamento del quehacer auditor. Precisamente en este aspecto es donde está la importancia de la auditoría.

¿Qué se puede observar a través de los estados financieros de primera intensión?:

  • La tendencia de la utilidad o pérdida.
  • El tipo de empresa objeto de estudio, (servicios, producción, distribución, consultoría.
  • Indicadores a través de fórmulas de análisis financiero (el margen de solvencia, nivel de endeudamiento, solvencia, liquidez, rotación de la cartera, flujo de efectivo).
  • Movimientos de un año a otro que requieren mayor atención para hacer la auditoría.
  • Acumulación de inventarios.
  • Cambios bruscos en las cuentas valuativas (depreciación, amortizaciones, provisiones).
  • Acumulación de pagos de impuestos, vacaciones y demás prestaciones económicas.
  • Descapitalización.
  • Valor intrínseco de la acción.
  • La existencia de notas explicativas, como parte integral de los estados financieros.
  • Los titulares de la organización como el Representante Legal, Contador Público y Revisor Fiscal, si se requiere.

Estos acápites surgen de una mirada juiciosa a los estados financieros, y que seguramente redundara en una mejor calidad de la auditoría en la medida que las cifras sean analizadas de manera integral para no caer en subjetividades, que al final producen dudas y limitaciones al tener que expresar una opinión justa de la organización en su conjunto.

 

Hasta Pronto,

IMPORTANTE: Ya está disponible la versión digital del libro Formación de Líderes de Auditoría y Control Interno. Mayor información AQUÍ

Marcbon/007  

E-MAIL:   

 

Regístrese para que pueda comentar este documento

Auditool.org

Como miembro de Auditool accedes a Cursos Virtuales de Auditoría y Control Interno CPE, y a una completa Caja de Herramientas de Auditoría, permitiendo mejorar las habilidades de los Auditores, ahorrando tiempo y recursos, y creando y protegiendo valor en las organizaciones.

lateralG3.2

lateraLS1

lateralDR2