Valores, ética y actitud profesional

Ratio:  / 2
MaloBueno 

La Federación Internacional de Contadores Públicos (IFAC) fue creada en 1977. Su misión consiste en desarrollar y promover una profesión contable con estándares armonizados, capaces de ofrecer servicios de alta calidad consecuentes con el interés público.

 

Los valores, la ética y las actitudes profesionales que identifican al Contador profesional como miembro de una profesión incluyen el compromiso para servir a los intereses de la comunidad, y la IFAC enfatiza que un elemento característico de una profesión es la aceptación de su responsabilidad hacia el interés público. 

Por su responsabilidad social, a la profesión contable le es necesaria una formación mucho más amplia que la simplemente técnica; hoy, más que nunca, es inaplazable el ejercicio profesional del Contador Público guiado por normas éticas. En el campo de la ética profesional, la IFAC no tiene facultades punitivas directas, pero ha desarrollado, por medio de su Comité de Ética, un conjunto de pronunciamientos que despliegan determinados principios deontológicos de la profesión contable.

Este comité es denominado IESBA (Comité de Normas Internacionales de Ética para Contadores), y se encarga de desarrollar normas éticas y guías de acción para los Contadores profesionales, teniendo como una de sus principales publicaciones al Código de Ética para Contadores Profesionales. 

De este código se desprende una serie de principios y valores que deben formar parte fundamental de la preparación profesional de un Contador Público y, por lo tanto, son considerados por el IAESB (Comité de Normas Internacionales de Educación en Contaduría) como pilares en la educación. 

Al respecto, el IAESB emite la IES 4, Valores, ética y actitud profesional, que tiene como propósito primordial señalar los valores, la ética y la actitud que los Contadores Públicos deben adquirir durante su programa de educación para lograr su reconocimiento como Contador profesional. 

También emite la IEPS 1, Lineamientos para desarrollar y mantener valores, ética y actitud profesional como una guía para cumplir con la IES 4. 

La IES 4 establece que los valores deben conducir al Contador hacia un compromiso con: 

  • El interés público y la responsabilidad social.
  • La mejora continua.
  • La responsabilidad y el respeto.
  • Las leyes y las regulaciones.

Estos valores están alineados con los principios señalados en el Código de Ética del IFAC, el cual señala que el Contador Público deberá tener: 

  • Integridad. Debe comportarse con rectitud y honestidad en todas sus relaciones profesionales.
  • Objetividad. No debe permitir conflicto de intereses, debe ser imparcial en su juicio profesional.
  • Compromiso con la competencia y cuidado profesional. Tiene el deber continuo de mantener conocimientos y habilidades profesionales del nivel requerido para con sus clientes.
  • Confidencialidad. Debe respetar la confidencialidad de la información obtenida como resultado de su trabajo profesional.
  • Comportamiento profesional. Deberá cumplir con las leyes vigentes y evitar cualquier práctica que desacredite a la profesión.

Para lograr lo anterior, la IEPS 1 recomienda un marco flexible basado en cuatro objetivos de enseñanza, los cuales tienen una progresión lineal; por ello, son considerados como etapas, pero también como áreas. Estos objetivos son:

  • Aumentar de conocimiento ético.
  • Desarrollar sensibilidad ética.
  • Mejorar el juicio ético.
  • Mantener un compromiso de comportamiento ético.

El documento recomienda que las tres primeras etapas sean estudiadas durante el programa de Contaduría y que en la práctica profesional se retomen la tercera y la cuarta. Se proponen dos maneras de conseguirlo, aunque existe también una tercera: la combinación de ambas, sugiriendo que quizás sea esta última el mejor camino:

Tópicos (temas). Se sugiere una lista de temas que deben ser vistos, ya sea mediante clases curriculares o modulares, estudio de casos éticos, juego de roles y ponencias de profesionales.

Stage by Stage (etapa por etapa). La etapa 1 puede ser vista en una o varias materias especiales; la etapa dos puede verse por medio de casos en varias materias, como contabilidad financiera, gerencial, fiscal; la tercera puede ser mediante una materia integradora, o bien, a través de prácticas profesionales con un mentor o con ponencias, y por último, la etapa 4 se lograría más bien en la práctica o entrenamiento profesional.

La IEPS 1 establece cómo evaluar el aprovechamiento de enseñanza, poniendo como ejemplo los exámenes sobre casos, los reportes de análisis de casos y la autoevaluación. Alerta sobre el hecho de que aunque se puede medir el aprendizaje de la ética, no por ello se puede avalar el comportamiento ético, ya que éste constituye una decisión personal fundamentada en la integración de todos los recursos de los que dispone nuestra conciencia de ser y de estar en comunidad.

En conclusión, el comportamiento ético comienza con nosotros mismos, ya que a diario ejercemos nuestra libertad por medio de acciones que afectan la cultura de nuestro grupo y las organizaciones en las que participamos.


Bibliografía

Código de Ética IFAC, IES 4 y IEPS 1, disponibles en

www.ifac.org

 

Yanira Petrides Jiménez

Directora de la Maestría en Contaduría, ITAM

Fuente: Revista Contaduría Pública www.contaduriapublica.org.mx del Instituto Mexicano de Contadores Públicos www.imcp.org.mx

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar